9 de Febrero de 2017

Es posible que a la hora de redactar el curriculum te hayas dado cuenta de que existen algunos “huecos”, es decir, periodos de tiempo en los que has interrumpido tu vida laboral o académica por causas diversas: por una enfermedad, por una larga etapa de desempleo, por una baja por maternidad o un permiso de paternidad, por un periodo sabático o de descanso, por dificultades emocionales, por crisis económicas en el país, etc. Sea cual sea la razón que se esconda tras tus parones laborales, es importante aprender a explicarlos ante un reclutador durante una entrevista de trabajo, aportando un enfoque positivo de lo que, a primera vista, podría resultar negativo y perjudicar tu candidatura.

5 pautas para explicar los vacíos laborales del CV en una entrevista

No cabe duda de que esos meses o años sin datos profesionales y que no aparecen en tu CV llamarán la atención de los encargados de la selección de personal. Por tanto, cuando te pregunten por ello, debes saber qué responder exactamente para utilizarlo a tu favor y no perder la oportunidad de conseguir ese puesto de trabajo que tanto deseas.

Entonces, ¿cómo explicar los vacíos laborales del curriculum? A continuación, vamos a darte unas pautas muy útiles para saber cómo afrontar este tipo de cuestiones en una entrevista de trabajo:

Pautas para venderte en una entrevista de trabajo

Stock-Asso || Shutterstock

Aborda el tema con naturalidad

Aunque no lo creas, abordar directamente el tema de los parones laborales en tu curriculum puede ser positivo ya que, en muchas ocasiones, los encargados de la selección pueden descartar de inmediato aquellos CV en los que detectan periodos de inactividad laboral si no encuentran una explicación sobre ellos. Explica con naturalidad las causas por las cuales dejaste de trabajar en su día durante un periodo de tiempo determinado y, si procede, cuenta a los reclutadores a qué te dedicaste durante esos meses o años.

No mientas

Al igual que sucede con cualquier otra pregunta en la entrevista de trabajo, es esencial que no mientas al formular las respuestas. Piensa que tus posibles empleadores pueden comprobar si la información que les estás proporcionando es real y, si descubren que no has dicho la verdad, no te contratarán.

Negociación del salario en la entrevista laboral

Resalta tu aprendizaje

Una vez expliques la razón por la que no trabajaste durante ese periodo de tiempo en concreto, es momento de demostrar que realizaste tareas para enriquecer tu perfil profesional y/o personal, como por ejemplo, estudiar idiomas, hacer tareas de voluntariado en una ONG, participar en cursos o seminarios, etc. Con ello, el entrevistador entenderá que eres una persona proactiva y ambiciosa, predispuesta a seguir formándote y a crecer como persona y como profesional durante los periodos de inactividad laboral. A largo plazo, evita que aparezcan nuevos huecos en tu CV. Sigue formándote y aprendiendo cosas nuevas que puedan ayudarte en tu carrera profesional.

Aclara si se trata de una situación escogida o impuesta

Si tus parones laborales se debieran a un problema de salud, ya sea tuyo o de un familiar a tu cargo, o bien a cualquier otra situación personal que no has podido escoger, es posible que los reclutadores no muestren ninguna reticencia. Sin embargo, su opinión puede variar en el caso de que se trate de una decisión tuya, de un giro en tu carrera premeditado. En este sentido, ten en cuenta que muchas personas se cuestionan su futuro profesional en algún momento de su carrera y que, por tanto, no eres el único envuelto en esa situación. Lo mejor en este caso es que te muestres decidido a la hora de explicar tus parones laborales y que, pese a las circunstancias, demuestres que eres una persona estable y con las metas profesionales a corto y largo plazo bien definidas.

Menciona los trabajos temporales y los no remunerados

A los reclutadores también les interesará conocer tu formación en prácticas en empresa, las becas, las estancias en el extranjero y los trabajos no remunerados en los que hayas participado. De nada sirve esconder esta experiencia, ni en el CV ni durante una entrevista de trabajo, así que añádelos a tu hoja de vida y explica al reclutador que dedicaste un periodo de tiempo determinado a seguir enriqueciendo tu experiencia laboral.