6 de Abril de 2017

¿No encuentras trabajo? Ante un mercado laboral cada vez más exigente y competitivo, muchos profesionales se sienten frustrados al no encontrar el empleo de sus sueños. Pasan meses enviando el curriculum a empresas y esperando a que su teléfono suene para acudir a una entrevista de trabajo. Si es tu caso, es imprescindible no desanimarse e intentar adoptar una actitud positiva a la hora de buscar un trabajo. En cuanto menos lo esperes, encontrarás la oportunidad laboral que andas buscando y conseguirás ver la luz al final del túnel.

5 consejos para animarte cuando no encuentras trabajo

Nadie dijo que impulsar tu carrera profesional fuera fácil, y menos si en tu país la tasa de desempleo es elevada o si el sector en el que te mueves es uno de los más demandados por otros profesionales. Tendrás que superar una serie de dificultades y, por eso, es imprescindible no venirse abajo, sea cual sea tu situación. A continuación, vamos a darte una serie de recomendaciones útiles para motivarte cuando no encuentras trabajo y sentirte mejor cuando todo son puertas cerradas:

luxorphoto || Shutterstock

1. Reflexiona sobre tu situación

En primer lugar, dedica un tiempo a pensar bien en qué situación te encuentras y hacia dónde quieres dirigir tu carrera profesional. Este punto es clave para tener motivación para buscar trabajo. Analiza la situación y saca conclusiones que te puedan ayudar a reorientar tu carrera profesional. Plantéate si cuentas con la suficiente formación y/o experiencia para competir en el mercado laboral y pregúntate si has sabido vender tus aptitudes y habilidades tanto en tu curriculum como en las entrevistas de trabajo a las que has acudido recientemente. Esto te ayudará a tener las ideas más claras y a redefinir el camino a seguir.

Primer empleo

2. Destaca tus fortalezas

¿Cuáles son tus puntos fuertes? ¿Qué cualidades puedes aportar tú a las empresas que el resto de candidatos no pueden ofrecer? La respuesta a estas dos preguntas es esencial para conocerte a ti mismo, diferenciarte del resto de candidatos y descubrir qué te hace diferente, valioso. Si es necesario, elabora un listado con tus fortalezas y léelo en voz alta. Con ello, podrás motivarte y darte cuenta de los aspectos positivos que caracterizan tu perfil profesional.

Últimas tendencias en los Recursos Humanos

ImYanis || Shutterstock

3. Prueba otras vías para encontrar trabajo

Con el auge de Internet y de las nuevas tecnologías, han surgido todo tipo de redes sociales profesionales que no puedes dejar de conocercomo LinkedIn, Xing o Womenalia, así como aplicaciones móviles y plataformas digitales a través de las cuales puedes encontrar el trabajo que deseas. Contar con un perfil en este tipo de redes sociales aumentará tus posibilidades de conseguir un empleo, siempre y cuando lo mantengas actualizado. Además, captarás la atención de los reclutadores de las empresas y podrás ampliar tu red de contactos.

Otras vías que pueden ayudarte a encontrar trabajo son, por ejemplo, las agencias especializadas en la búsqueda de empleo y los eventos de Networking, en los cuales podrás conocer a otros profesionales del sector en el que te mueves y darte a conocer cuando todo parece perdido. Asimismo, en este tipo de reuniones podrás compartir tus experiencias y conseguir la motivación que necesitas para dar un giro de 180º a tu carrera profesional en poco tiempo.

nd3000 || Shutterstock

4. Fórmate en algo nuevo

Si llevas mucho tiempo intentando conseguir un empleo de lo tuyo, tal vez sea el momento de probar algo diferente. Aunque no lo creas, muchos profesionales encuentran la motivación que les falta acudiendo a cursos, charlas y seminarios sobre materias distintas a las que se han dedicado en los últimos años. Informática, cocina, pintura, fotografía, jardinería, idiomas,… La formación continua te ayudará, entre otras cosas, a mantener tu mente ocupada, a sentirte activo pese a las circunstancias y, como no, a hacer un buen contacto a través del networking que esté en tu misma situación laboral.

¿Te han ayudado estos consejos? Recuerda que lo peor que puedes hacer es quedarte de brazos cruzados. Cuando todo son puertas cerradas, una de las mejores opciones para motivarte y mejorar tu ánimo es seguir moviéndote: practica deporte, participa en actividades de voluntariado o apúntate a un taller gratuito donde puedas concentrar tu energía y sentirte mejor cada día. Pronto encontrarás la oportunidad laboral que necesitas.