29 de Junio de 2017

Llevarse bien con el jefe supone una parte muy importante para tener éxito en cualquier trabajo. Y es que tu superior es quien decide si te mereces un ascenso, una mejora del contrato o, en otras ocasiones, ser despedido. En otras palabras, tu trabajo está en sus manos y es conveniente saber cómo agradarle. Sin embargo, aunque tengas una buena relación con tu jefe fuera de la oficina, eso no significa que esté o no contento con tu trabajo. Existen unas señales que te ayudarán a descubrir si tu jefe está contento contigo y con la forma en que desempeñas tus tareas cada día.

Claves para saber si tu jefe está satisfecho contigo

nd3000 || Shutterstock

Algunos supervisores revelan su admiración por sus empleados: se interesan por las tareas que desarrollan, dan un ‘feedback’ positivo y detallado, y los hace sentir una parte significante dentro del éxito y el avance de la organización. Otros gerentes, en cambio, no son tan abiertos y es difícil saber hasta qué punto tu trabajo les agrada y se sienten conformes con tu personalidad y/o actividad laboral.

4 formas de saber si tu jefe está contento con tu trabajo

¿Cómo saber si mi jefe está contento conmigo?, te preguntarás. A continuación, vamos a compartirte 4 señales que te ayudarán a saber si tu jefe está contento con tu trabajo y a descubrir si agradas o no a tus superiores. Así, podrás detectar cuál es su opinión respecto a tu trabajo y qué puedes hacer para cambiarlo o mejorarlo:

Te da ‘feedback’

La mayoría de los jefes dan una retroalimentación a sus empleados para valorar su trabajo diario y decidir de qué manera se puede mejorar. Pero, si tu jefe alaba el trabajo de los demás compañeros y nunca el tuyo, esto podría significar que tiene pocas expectativas sobre tu trabajo y que no le importa lo más mínimo. En este caso, te aconsejamos que pidas “feedback” directamente y le digas algo así como “Me gustaría saber qué opina sobre mi trabajo, si piensa que lo estoy haciendo bien y en qué podría mejorar”. También puedes mostrarle los resultados de un proyecto concreto, compartir tus valoraciones sobre lo que, a tu juicio, funcionó y no funcionó, y a continuación, escuchar qué tiene que decir al respecto sobre tu eficiencia en el puesto de trabajo. ¡Te sorprenderás!

Cómo hacer networking

baranq || Shutterstock

Se interesa por lo que haces

Aunque un jefe tenga muchas obligaciones que cumplir a diario, lo cierto es que siempre sacará tiempo para estar pendiente de las tareas que están desarrollando sus empleados y fijarse en cómo las están llevando a cabo. Si tu jefe presta atención a lo que haces y muestra interés por cómo lo estás ejecutando, esto significará que está contento contigo y, en definitiva, que confía en ti.

Sin embargo, si hace un seguimiento constante para saber si cumpliste con una tarea o te dicta una y otra vez cada uno de los pasos que debes seguir para completarla aunque ya los conozcas, esto denotará cierta desconfianza por su parte y no estará del todo convencido de tus habilidades y destrezas para realizarla. En este sentido, lo mejor será que hables con él o con ella y le preguntes directamente si estás haciendo algo en particular que despierte tal desconfianza.

SFIO CRACHO || Shutterstock

Te plantea nuevos retos

Es posible que uno de tus objetivos dentro de la empresa sea lograr un ascenso o una mejora de tu contrato. Para ello, debes demostrar que puedes asumir otro tipo de responsabilidades y que estás preparado para seguir desarrollándote dentro de la compañía. Si tu jefe te propone participar en nuevos proyectos en los que antes no habías trabajado, esto es señal de que tiene confianza en ti y en tus cualidades y piensa que eres el empleado ideal para cubrir asuntos más importantes.

No obstante, si te sientes atascado en tu puesto de trabajo y piensas que tu jefe no cuenta contigo para encargarte nuevos retos pese a tu experiencia y formación, tal vez sea el momento de tratar este asunto, siempre desde el respeto y la cordialidad. Puedes decir algo así como “Me hubiera gustado participar en ese proyecto, ya que soy parte del equipo y me siento preparado para asumir más responsabilidades”. Después, pregúntale acerca de su opinión sobre tu trabajo y de qué manera puedes mejorar para responsabilizarte de nuevos retos más adelante.

Halaga tu trabajo

Si tu jefe te hace un cumplido cada vez que finalizas una tarea determinada, es sin duda señal de que admira tu trabajo y está contento contigo. Aunque el resultado no haya sido del todo satisfactorio, el hecho de que tu superior te agradezca el esfuerzo y destaque tu capacidad para desarrollar esa tarea en concreto, revelará que se siente bien con tu forma de trabajar.