8 de Junio de 2017

Las competencias profesionales en el currículum han cobrado tal protagonismo en los últimos años, que incluso se realizan selecciones de personal por competencias. Ya lo decía el Jefe de Recursos Humanos de Google: “El expediente académico no sirve para nada”. Es una exageración, pero lo cierto es que ahora se valora más que nunca una serie de habilidades personales que no pueden faltar en tu CV porque son lo que demandan las empresas. Veamos cuáles son las competencias profesionales que impulsarán tu carrera hasta límites insospechados. Un adelanto: te sorprenderán.

Listado de competencias profesionales

Rawpixel.com || Shutterstock

Las mejores aptitudes profesionales

Existen diversos tipos de competencias profesionales que puedes desarrollar en tu día a día. A continuación encontrarás el listado de competencias profesionales más valoradas:

Capacidad de comunicación

Las empresas necesitan que sus empleados sean suficientemente capaces de comunicarse de forma eficaz entre ellos y, sobre todo, con los agentes externos y fundamentalmente con los clientes. A nivel interno, es muy importante que la comunicación fluya rápida, veraz y sin sesgos. Los empleados deben ser capaces también de transmitir correctamente los problemas que surgen en el día a día y los logros conseguidos. Y, en cuanto a los clientes, una buena atención puede conseguir por sí misma la fidelización del cliente si se va contento por la atención. No es lo mismo “soltar” un discurso de venta de memoria sobre un televisor, que explicarles las diferencias con los demás o las ventajas para ese cliente concreto.

Qué responder en una entrevista laboral

Pressmaster || Shutterstock

Compromiso con la empresa

¿Qué tipo de trabajador buscan las empresas? Generalmente un empleado que desde el minuto 1 se tome a la empresa como si fuera suya, tiene mucho ganado. Las empresas no quieren a personas que van a su puesto de trabajo a limitarse a hacer sus tareas para cobrar un sueldo. Quieren gente comprometida, que remen junto con todos los demás en el mismo barco, que se comprometan con los valores de la empresa, que se sacrifiquen por hacer bien su trabajo y que aporten ideas de mejora. Como si ellos mismos fueran los gerentes. Un empleado que toma la iniciativa de ayudar en la descarga de materiales para la oficina o que ayuda a otros compañeros que están más saturados de trabajo, se valoran muchísimo porque hacen equipo y empresa.

Consejos para redactar un Curriculum Vitae para voluntariado europeo

Adaptación al cambio

El mercado laboral ha cambiado muchísimo en los últimos diez años, pero el mercado global también. Todo va mucho más deprisa, y los cambios en las estrategias de las empresas, en las formas de hacer las cosas, en los procesos están a la orden del día. Por eso los empleados deben tener esa capacidad de adaptarse a las nuevas situaciones que se producen constantemente. Como el cambio de software con el que solemos trabajar día a día o el paso a otro equipo de trabajo diferente donde no se conoce a nadie. Y lo más difícil es seguir dando el mismo rendimiento o más.

Creatividad

Proponer continuamente nuevas formas de hacer las cosas y nuevas ideas para vender más y mejor los productos son algunas manifestaciones de la capacidad creativa. Es una competencia que ya no solo se pide a los “creativos”, es decir, a los diseñadores gráficos o a los community managers. Hoy en día se demanda a todos los empleados. Es una muestra del conocimiento y del compromiso de los empleados con la empresa. Los que no toman la empresa como suya, ni ofrecen nuevas ideas ni les interesa. Y las empresas quieren mejora continua. Quieren que a alguien se le ocurra hacer cuadros con los empleados para colocarlos por los pasillos para dar una imagen más fresca y cercana a los clientes.

Objetivos profesionales en el CV de voluntariado

Rawpixel.com || Shutterstock

Otras ejemplos de competencias profesionales valoradas por las empresas

Acabamos de ver cuáles podrían ser las mejores habilidades y destrezas profesionales a día de hoy, pero no nos olvidemos de otras también muy importantes:

  • Liderazgo: La capacidad de emprendimiento y el liderazgo son claves en todos los trabajadores potenciales.
  • Capacidad de resolución de problemas.
  • Trabajo en equipo.
  • Inteligencia emocional.
  • Gestión del tiempo.
  • Flexibilidad.
  • Capacidad de trabajo bajo presión.

Entrenar para lograr dominar todas estas competencias es un gran paso hacia nuestro próximo empleo de calidad.