23 de diciembre de 2015

¿Has decidido ser Freelance y trabajar por tu cuenta? Entonces sabrás que darse de alta como autónomo en la Seguridad Social y establecer una cuota de autónomos es casi tan importante como conseguir que tu trabajo de Freelance sea estable a largo plazo. Para ello te hemos preparado 7 consejos que deberías leer si eres Freelance y pretendes optimizar tu trabajo autónomo tanto como sea posible.

Consejos para tu trabajo Freelance

¿Eres un recién llegado en el mundillo Freelance? ¿Conservas tus antiguos clientes en tu nueva etapa como autónomo? Sea cual sea tu situación, nunca está de más seguir una serie de consejos que te faciliten el trabajo de autónomo y, lo más importante, consigan prolongarlo en el tiempo.

consejos-para-un-trabajador-autonomo

1º Redacta un buen currículum de autónomo

Para darte a conocer como Freelance has de diseñar un currículum específico para tu situación laboral, ya que el Curriculum Vitae de un Freelance presenta ciertas particularidades que lo hacen diferente de un CV normal y corriente. Conocer los errores habituales en el currículum de un Freelance y agrupar tus trabajos de manera correcta son factores que te ayudarán a atraer a futuros clientes.

2º Elabora un plan financiero como Freelancer a largo plazo

No importa si te acabas de dar de alta como autónomo en la Seguridad Social o tienes cierto rodaje en el mundo Freelance; establecer un plan financiero a largo plazo es lo más importante a la hora de organizar tu trabajo como autónomo en el tiempo. Y es que aunque hoy tengas clientes y cuentas, puede que mañana necesites apretarte el cinturón (y viceversa)

3º Promociona tu trabajo Freelance con una web personalizada

¿De qué sirve trabajar por cuenta propia si luego no promocionas tu trabajo Freelance? Tanto si trabajas por encargo como si ofreces tus productos al mejor postor, encontrar trabajo con tu blog personal es una posibilidad que está a la orden del día.

¿Por qué no aprovechar la independencia que te brinda el trabajo Freelance desde casa para llegar al mayor número posible de personas? Contar con una web Freelance que aglutine todo lo que has hecho hasta ahora -primando, eso sí, los trabajos de mayor calidad y/o repercusión- hará posible que un cliente potencial se ponga en contacto contigo.

4º Presta atención a tu lugar de trabajo Freelance

Aunque el trabajo Freelance desde casa pueda parecer un sueño hecho realidad, lo cierto es que se presenta como una de las ventajas y desventajas del Freelance más comentadas. Combinar la dimensión personal y profesional en un mismo espacio no siempre es lo más adecuado, ya que puedes llegar a saturarte y no ser capaz de repartir tu tiempo de manera eficiente.

Muchos freelancers optan por los espacios coworking a la hora de trabajar, ya que les “obliga” a acudir a un lugar de trabajo y tener cierta rutina de oficina. No obstante, si decides trabajar desde casa es conveniente que habilites una habitación para tal fin.

5º Usa una tarjeta de visita que te defina como autónomo

Porque ya no es necesario que formes parte de una empresa para entregar una tarjeta de presentación a tus futuros clientes; basta con ser un fotógrafo Freelance o un traductor Freelance -por ejemplo- para diseñar tarjetas de visita personalizadas que reflejen la esencia de tu trabajo. Piensa muy bien en la imagen que quieres transmitir, diseña una Business Card de Freelance original y entrégala junto con tu currículum y/o portafolio de trabajos.

6º Networking: el mejor aliado para un trabajador por cuenta propia

Un trabajador autónomo, al igual que un freelancer que trabaja codo con codo con un par de socios, ha de apoyarse en el Networking para establecer una red de contactos. Ya sean proveedores, futuros clientes u otros autónomos de nuestro sector; siempre serán necesarios en nuestra andadura profesional.

7º Formación constante para el trabajo Freelance

No importa que seas un diseñador gráfico freelance o un redactor freelance; trabajar por cuenta propia implica que, en algunas ocasiones, has de convertirte en un “hombre/mujer orquesta”. ¿Qué significa esto? Que aunque seas un experto en lo tuyo, nunca está de más adquirir formación en otros ámbitos que puedan ser útiles a la hora de desempeñar nuestro trabajo como autónomo. No solo te darán una mayor autonomía; también te ayudarán a abaratar costes.