20 de Abril de 2017

Si estás decidido a mejorar tu desarrollo profesional y tu proyección en el entorno laboral, este artículo te interesa. ¿Por qué conformarse con un puesto de empleo básico y estable que no suponga ningún reto para ti? En el siglo XXI, la mayoría de los profesionales desean mejorar y crecer compartiendo sus conocimientos con el resto del equipo, dentro de la empresa o de manera individual emprendiendo un negocio. La época de “trabajar para conseguir un sueldo” ha pasado a la historia, para dar comienzo a una fase más creativa y llena de proactividad: el desarrollo profesional. ¿Te gustaría conocer los pasos para mejorar tu desarrollo profesional? Entonces no dudes en seguir leyendo.

Claves para fomentar tu desarrollo profesional

Dirima || Shutterstock

¿Cómo medir el desarrollo profesional?

Una de las formas más clásicas de medir el desarrollo profesional se consigue a través de los resultados a corto plazo que han generado las actividades propuestas.

Es decir, la evaluación constante en las metas profesionales a corto y largo plazo que se están generando es importante para saber si la estrategia que estás siguiendo es de verdad, el camino correcto hacia el éxito. De esta forma, se puede conseguir maximizar los recursos y la proyección estratégica hacia la medición de los beneficios tangibles e intangibles.

Medir es una de las herramientas clave para alcanzar el éxito profesional. Cualquier profesional que ocupe un elevado cargo en la empresa sabe de la importancia de los rendimientos y la aptitud laboral. ¿Cuáles son algunas de las claves esenciales para fomentar tu desarrollo profesional?

  • Fíjate metas adaptadas a la realidad: De nada sirve establecer objetivos no realistas que generen estrés laboral y angustia en tu trabajo.
  • Potencia la sinceridad: La sinceridad y la honradez son dos sentimientos muy valorados por las empresas, ya que un empleado que potencia la transparencia en su trabajo, es un trabajador muy valioso.

Cómo incluir los objetivos en el currículum para voluntariado

  • Utiliza estrategias de planificación: Aprender a gestionar el tiempo adecuadamente marca la diferencia entre un equipo cualquiera y uno productivo con mayor rentabilidad hacia la empresa.
  • Concilia vida personal y profesional: Muchos profesionales se obsesionan con su trabajo hasta el punto de generar una adicción que dificulta su salud y su vida diaria. Factores como el descanso y la nutrición también son importantes. ¿Sabías que existen diversas aplicaciones que mejorarán tu productividad laboral y que facilitarán tu conciliación?
  • La asertividad: Esta cualidad es ideal para poder manejar equipos de trabajo sin herir los sentimientos del resto de compañeros, estableciendo jerarquías adecuadas.
Por qué trabajar en lo que más te gusta

g-stockstudio || Shutterstock

Claves para fomentar tu desarrollo profesional

No existe una única fórmula ni una receta mágica que te permita mejorar tu desarrollo profesional, pero sí una serie de pasos imprescindibles que deberás tener en cuenta. Vamos a verlos.

  • 1. Aprende a trazar tus metas: Proponte metas que puedes ir cumpliendo poco a poco y que te conduzcan a lograr tu objetivo principal. El desarrollo profesional no se trata de suerte, son la constancia y la estrategia para conseguir tus metas la brújula hacia tu destino.
  • 2. Planifica y organiza: Para rendir en cada una de las actividades que realices debes trabajar de una manera eficiente y eso se obtiene a través de la planificación y el orden.
  • 3. Mantente abierto a nuevas oportunidades: Con el pasar de los años somos conscientes de que ir aprendiendo algo nuevo cada día nos lleva al camino del éxito. La formación continua es clave para un profesional de éxito. Reciclarse a los 40 -y en realidad a cualquier edad- es totalmente posible.
  • 4. Mejorar los aspectos negativos y las debilidades: Siempre habrá factores negativos dentro de nuestro desempeño laboral, no podemos evitarlo pero si podemos mejorarlo, la asertividad es una faceta importante en el desarrollo profesional.
  • 5. Optimizar el tiempo: Quizá es cierto que para todo hay tiempo, pero en el caso de querer mejorar la productividad, es necesaria la concentración y la optimización del tiempo invertido.
  • 6. Desarrollar una buena actitud laboral: Cada responsabilidad en el trabajo se debe afrontar con eficacia y seguridad.
  • 7. Trabajo constante: Si ya has logrado ascender en tu puesto de trabajo no debes bajar los ánimos, al contrario, debes seguir motivándote y creciendo.