5 de enero de 2017

¿No eres feliz en tu trabajo? ¿Sientes que no estás del todo satisfecho con tu vida laboral? Si es así, es posible que estés trabajando en algo que realmente no te apasiona y, por tanto, puede que este sea un buen motivo para dar un giro a tu trayectoria profesional. Existen muchas razones por las que debes trabajar en lo que te gusta. A fin de cuentas, el trabajo ocupa un lugar muy importante en nuestra vida, incluso le dedicamos la mayor parte de nuestro tiempo cada día y, si trabajas en algo que te hace feliz, ya nunca tendrás que dedicar más horas a hacer algo que no te aporta lo que necesitas ni a nivel personal ni a nivel profesional.

Lo primero que debes pensar antes de aceptar un puesto de trabajo es en si realmente puede hacerte feliz. Muchos profesionales caen en el error de empezar a trabajar en una empresa por el simple hecho de que el sueldo es mucho más elevado que el que ofrecerte otras compañías. Otros, además, deciden firmar un contrato en una empresa de un sector profesional diferente al suyo solo porque el salario o las condiciones son más favorables. Pero, al fin y al cabo, el dinero no da la felicidad y solo si un puesto de trabajo nos gusta de verdad conseguiremos la felicidad y la confianza que necesitamos en nosotros mismos para seguir creciendo como profesionales en un sector específico.

g-stockstudio || Shutterstock

Beneficios de trabajar en lo que más te gusta

Entonces, ¿por qué trabajar en lo que te gusta? Sigue leyendo para conocer todas las razones por las que debes trabajar en lo que te apasiona para ser feliz en tu vida laboral:

1. Te sentirás más satisfecho contigo mismo

No cabe duda de que uno de los motivos por los que es importante trabajar en lo que te gusta es porque te ayudará a tener más confianza en ti mismo, además de mayor seguridad a la hora de realizar las tareas encomendadas y a tomar decisiones cada día.

2. Serás más productivo

Trabajar en lo que te gusta también te permitirá multiplicar tu productividad, es decir, a ser más eficiente en el trabajo y a conseguir mejores resultados que los que podrías obtener en un puesto de trabajo que realmente no te hace feliz.

g-stockstudio || Shutterstock

3. Estarás más motivado

Levantarse cada mañana para ir a trabajar ya no será un infierno, sino todo lo contrario. Estarás más animado y motivado para realizar tus tareas diarias y ya no pensarás ninguna excusa para aplazarlas o relegarlas a otros compañeros.

4. Mejorará tu salud mental

Al trabajar en algo que te gusta y te hace feliz, tus sentimientos también serán más positivos y estables. Un trabajo que te guste te aportará mayor estabilidad emocional, además de una disminución del riesgo de padecer ansiedad o depresión a causa del trabajo.

5. Potenciarás tu liderazgo

Si te gusta tu puesto de trabajo, serás capaz de transmitir tu seguridad y tu entusiasmo al resto de compañeros, de manera que potenciarás tu alma de líder y podrás tomar decisiones eficaces rápidamente.

nd3000 || Shutterstock

6. Serás una fuente de inspiración para los demás

Está claro que las sensaciones se contagian. Si te rodeas de personas con una mentalidad positiva, es mucho más fácil enfrentar los problemas del día a día con mayor optimismo que si trabajas con personas más discretas y con mal humor. Por ello, trabajar en lo que te gusta te ayudará a ser una persona más abierta, entusiasta y feliz, por lo que tus sentimientos se transmitirán a los demás.

7. Desearás seguir formándote y aprendiendo

Un trabajo que te guste te motivará a seguir mejorando cada día. Buscarás formas diferentes de ampliar tus conocimientos y aprender cosas nuevas continuamente. Tu curriculum será un excelente reflejo de esa felicidad profesional.

8. Serás más feliz

Sin duda, trabajar en lo que te gusta te proporcionará felicidad a corto y a largo plazo. No concebirás el trabajo como una obligación, sino como una afición e, incluso, como una pasión y, a partir de entonces, conseguirás todo lo que te propongas.

¿Qué te han parecido estas razones por las que trabajar en lo que te gusta? Recueda que los mejores resultados se obtienen trabajando en lo que te apasiona y, de ser así, ya nunca tendrás que madrugar para dedicarte a algo que no te hace realmente feliz.