17 de enero de 2017

¿Alguna vez te has preguntando cuánto tiempo tarda un reclutador en leer tu curriculum y en decidir si eres el candidato perfecto? Los expertos reconocen que los seleccionadores de personal toman la decisión sobre un curriculum en una media de 10 segundos. En concreto, y para ser más exactos, pueden llegar a hacerlo en 6 segundos. Posteriormente, y si el tiempo se lo permite, leen los currículum con más detenimiento; en este caso, pueden dedicar una media de 20 segundos para cada uno. La regla del currículum en 6 segundos, por lo tanto, es más importante de lo que crees.

Por increíble que parezca, diversos estudios han demostrado que los reclutadores buscan y valoran la información del Curriculum Vitae en el siguiente orden:

  • Nombre
  • Situación laboral actual
  • Fecha de inicio de los estudios o del empleo actual
  • Empleos anteriores y empresas
  • Fechas de inicio y fin en las empresas anteriores
  • Titulación principal

Con ello, ¿quieres saber si tu curriculum vitae supera el filtro de los 6 segundos? A continuación, vamos a desvelarte los apartados del currículum que deberás revisar para atraer la atención del reclutador en menos de 10 segundos y superar la primera criba.

5 pautas para que tu curriculum supere el filtro de los 6 segundos

Además de cuidar la presentación y la estructura del CV para causar buena impresión, es imprescindible redactar brevemente el apartado de la formación académica y de la experiencia laboral previa. Destaca en negrita los datos más importantes, elimina la información que no resulte relevante para el puesto de trabajo solicitado y acuérdate de ordenar los datos cronológicamente -el currículum de tipo cronológico será tu mejor aliado en este caso-. Teniendo en cuenta estas premisas, veamos ahora qué pautas debes seguir para que tu curriculum supere el filtro de los 6 segundos y hacer que resulte interesante a primer golpe de vista:

1. Aspecto general del curriculum

Por encima de todo, la claridad y la facilidad de lectura pueden resultar determinantes en la atracción de tu CV. Lo ideal es elegir el tipo de letra correcto para tu currículum -que generalmente suele ser la tipografía Arial, Verdana o Times New Roman- y rehuir de aquellas que sean más recargadas o excesivamente originales.

Salvo en el caso de los curriculum creativos para profesiones como diseñador o ilustrador, lo mejor es apostar por un diseño discreto, con folio blanco y las letras en color negro. Asimismo, y dependiendo del país en el que se encuentre la empresa, deberás añadir una fotografía de tipo carné, es decir, con el fondo blanco y en la que se vea claramente tu rostro.

Becas para trabajar en el extranjero

GaudiLab || Shutterstock

2. Datos personales

Los expertos aseguran que los reclutadores prestan atención al nombre del candidato y a sus datos de contacto. Asegúrate de escribir tu nombre de forma visible -discretamente personalizado si puede ser-, tu número de teléfono, dirección de correo electrónico profesional y los enlaces a tus cuentas en redes sociales profesionales, como LinkedIn o Skype. Si los tienes, no dudes en añadir también la URL de tu blog o página web profesional.

Evita incluir datos innecesarios, como por ejemplo, el número de tu DNI o tu estado civil. Tampoco estás obligado a incluir tu fecha de nacimiento o tu edad si no lo consideras necesario.

3. Situación laboral actual

Este es otro de los aspectos fundamentales que revisará el reclutador a primera vista. Los encargados de la selección de personal querrán saber si estás trabajando a fecha de hoy, o bien, te encuentras en situación de desempleo. También les interesará conocer los estudios en los que te encuentras inmerso en la actualidad, así como el intervalo de fechas de cada uno de tus trabajos anteriores.

No olvides añadir en negrita el nombre de las empresas para las que has trabajado hasta el momento e indicar las funciones que realizaste en cada una de ellas.

Monkey Business Images || Shutterstock

4. Formación académica

El reclutador rebuscará en el CV tu nivel de estudios. Incluye un listado de la formación académica que has recibido hasta el momento (tanto cursos como formación universitaria) y ordénala de forma cronológica. Indica también el centro donde cursaste cada uno de los estudios señalados e indica correctamente aquellos casos en los que la formación siga en curso a día de hoy.

5. Idiomas

Sea cual sea el proceso de selección al que envíes tu curriculum, los reclutadores siempre considerarán tu nivel de idiomas en primera instancia. Asegúrate de acreditar tu nivel de idiomas en el currículum y no te olvides de indicar los certificados de idiomas que hayas conseguido junto con el año de obtención, así como las estancias de estudios o de trabajo en el extranjero que hayas realizado.

¿Y qué pasa con los apartados de Informática u Objetivos profesionales? Aunque pienses lo contrario, los reclutadores suelen saltarse estas partes del curriculum en una primera leída. Si tu perfil les resulta interesante, se detendrán a leerlos más detenidamente en otro momento. Con todo, ahora que ya conoces las claves para que tu CV supere el filtro de los 6 segundos, ¡es momento de revisarlo y actualizarlo para conseguir ese puesto de trabajo que tanto deseas!