4 de Abril de 2017

Es posible que a estas alturas de tu vida laboral ya hayas oído hablar del término Coworking, utilizado generalmente para designar a aquellos espacios de trabajo compartidos con otros profesionales autónomos, freelance o empresarios. Diseñadores, programadores, consultores, periodistas, comerciales, gestores de comunidades online,… En su mayoría, se trata de profesionales que no necesitan más que un ordenador portátil con una buena conexión a Internet, un teléfono y una libreta para desempeñar sus tareas. Son algo así como compañeros de trabajo, solo que pertenecen a empresas diferentes y trabajan en proyectos distintos.

Inconvenientes del Coworking

Trabajar en un espacio de coworking permite rodearse de profesionales de diferentes sectores profesionales, con otras capacidades, intereses y redes de contacto que, en ocasiones, pueden resultar muy útiles para el desarrollo de nuestro trabajo. Sin embargo, existen algunas ventajas y desventajas de trabajar en un Coworking que conviene conocer antes de unirse a una oficina de trabajo cooperativa.

Sigue leyendo para descubrir las ventajas y los inconvenientes más relevantes de trabajar en un Coworking para que puedas valorar en qué puede ayudarte o perjudicarte el hecho de compartir tu espacio de trabajo con profesionales de otros sectores.

oneinchpunch || Shutterstock

Ventajas de trabajar en un Coworking

Además de poder conocer a otros profesionales del sector en el que te mueves, podrás consultar con ellos las dudas que puedan surgirte mientras realizas tu trabajo y ampliar tu haces Networking. A continuación, descubrirás otras ventajas de trabajar en un Coworking:

  • Ahorro de costes: el hecho de compartir el espacio de trabajo con otros “coworkers” te permitirá también compartir los gastos del alquiler de la oficina y ahorrar un poco de dinero para invertirlo en otras funciones.
  • Relación con otros profesionales: como ya hemos comentado anteriormente, el Coworking supone una oportunidad ideal para crear sinergias con el resto de coworkers, además de poder enriquecerte con sus experiencias y resolver tus dudas con ellos cuando lo necesites. Asimismo, te servirá para mejorar tu red de contactos y mantenerte actualizado en información sobre empresas, oportunidades laborales, emprendimiento, novedades en tu sector, etc.
  • Mayor productividad: una de las grandes ventajas del coworking es que no hay una jornada laboral preestablecida. Tú creas tu propio negocio y eres tu propio jefe eres tu propio jefe y, por tanto, distribuyes el tiempo de acuerdo a tus obligaciones y responsabilidades. Rodeado de otros profesionales, el ambiente de actividad motiva a ponerse manos a la obra y ese efecto se contagia al resto de compañeros, lo cual ayuda a ser mucho más activo y productivo a lo largo del día.
  • Flexibilidad: podrás alquilar el espacio de coworking los días y las horas que necesites. No tienes porqué contratarlo durante un mes o un año completos, ya que puedes ajustarlo a tus necesidades.
  • Eventos y talleres: en la mayoría de espacios de coworking se organizan workshops, charlas y talleres que pueden ser de tu interés. Estos eventos van enfocados principalmente a temas relacionados con las áreas de trabajo de los miembros de cada coworking (diseño web, marketing digital, posicionamiento online, redes sociales, analítica web, consultaría, gestión de tiendas online, nuevos modelos de negocios, etc.).
Los trabajos más demandados en 2017

Monkey Business Images || Shutterstock

Desventajas de trabajar en un Coworking

Sin embargo, trabajar en un Cowoking también supone tener en cuenta una serie de inconvenientes, como los que te indicamos:

  • Privacidad: al estar rodeado de otros coworkers en un espacio abierto, puede que la información que trates o utilices sea escuchada o vista por el resto de trabajadores. Al fin y al cabo, estarás trabajando al lado de desconocidos y debes tener cuidado a la hora de decidir con quién compartes tu información y de qué manera. Además, cada uno tiene su personalidad y su forma de trabajar, por lo que puede que no todos los compañeros sean de tu agrado.
  • Demasiado ruido o demasiado silencio: en un espacio de trabajo compartido pueden darse cualquiera de las dos situaciones: o bien, todos pueden estar hablando continuamente (ya sea entre ellos o por teléfono), o bien, puede producirse un silencio incómodo. Deberás ser paciente y adaptarte a este nuevo ambiente de trabajo.
  • Seguridad: si trabajas en un proyecto con datos confidenciales, deberás estar atento y asegurarte de guardarlos a buen recaudo cuando no estén presentes los otros compañeros.
  • Límite de horarios: aunque antes hemos mencionado la flexibilidad como una ventaja, lo cierto es que cada espacio de coworking tiene un horario de apertura y cierre, por lo que tu tiempo de trabajo será limitado y deberás ajustarte a esas horas estipuladas.