Aunque pueda parecer un factor secundario, los colores en las tarjetas de presentación no pueden ser escogidos al azar o siguiendo preferencias personales. El color, al igual que los fondos para tarjetas de presentación, identifica visualmente a la empresa y define su imagen corporativa. Es por esto que, a la hora de crear tu propia tarjeta de presentación, es muy importante que pruebes con varias combinaciones hasta dar con la adecuada. Solo así conseguirás una tarjeta de visita cuidada y profesional.

Colores originales en tus tarjetas de visita

¿Cómo escojo los colores de las tarjetas de presentación?

Para apostar por un color u otro en el diseño de la tarjeta de presentación y conseguir tarjetas de visita originales que refuercen el mensaje que quieres transmitir, es conveniente que tomes nota de los siguientes consejos:

  • Las Business Cards han de tener dos colores distintos; tres a lo sumo. Puedes crear tarjetas de visita originales sin que los colores dificulten la visión del logotipo o los datos de contacto.
  • Prioriza la legibilidad sobre la creatividad en el diseño de las tarjetas de visita. Si tu fondo es oscuro, apuesta por colores claros en la tipografía (y al revés)
  • Usa programas para hacer tarjetas de presentación que te puedan ayudar en la elección de los colores.
  • Prescinde de los colores chillones en tus tarjetas de presentación para que nadie se distraiga de la información verdaderamente importante.
  • A la hora de hacer tarjetas de visita y facilitar su lectura, apuesta por colores de tarjetas de presentación que sean oscuros (negro, gris oscuro, azul marino, granate) Sobre todo para las letras.