vacaciones del trabajador

Cada vez que firmamos un contrato de trabajo, vamos a afrontar una entrevista de trabajo o se acerca un periodo de vacaciones nos surge la misma duda ¿cuantas vacaciones me corresponden? Es posible que por vergüenza o reparo no nos atrevamos a preguntarlo, pero es importante saber que es un derecho de los trabajadores tener una cantidad de días de descanso anualmente.

 

Cuantos días de vacaciones corresponden por ley

La legislación laboral garantiza que todos los trabajadores tienen derecho una cantidad mínima de días de vacaciones por ley. En el caso de las leyes laborales españolas, el empresario está obligado a ofrecer al menos 30 días de vacaciones.  Existe la posibilidad de pagar las vacaciones en dinero, pero sólo en el caso de cumplirse tres excepciones: un pacto entre la empresa y el trabajador, que finalice el contrato sin haber disfrutado de las vacaciones o en caso de jubilación.

También se puede pactar la forma de disfrutar las vacaciones, ya que aunque sean 30 días según la ley, se pueden disfrutar todos seguidos o bien repartirlos.

Cuántos días de vacaciones corresponden por año

Aunque existe por ley hay una cantidad de días de vacaciones al año estipulados, la forma de calcular los días de vacaciones de un trabajador anualmente puede variar según la forma de contabilizar los días que tenga cada organización empresarial: naturales o laborables.

Habrá empresas que cuenten 30 días naturales de vacaciones por año trabajado y otras contarán 22  días laborales de vacaciones al año. La única diferencia entre unos y otros es que los días naturales incluyen domingos y festivos, mientras que los días laborables no, pero ambos equivalen al mismo periodo de vacaciones.

Cuantos días de vacaciones corresponden por mes

Si bien es cierto que esta diferenciación de días de vacaciones al año no afecta a la proporción de días de descanso que podemos disfrutar,  sólo afecta al cálculo de los días de vacaciones por mes trabajado. Para saber cuantas vacaciones nos corresponden podemos hacer una regla de tres en base a los 365 días del año y los 30 días laborables, o 22 días laborables, que corresponden por ley. El resultado serán los días de vacaciones que nos corresponden por tiempo trabajado.

La otra opción es coger los meses de trabajo y multiplicarlos por 2,5 días de vacaciones en caso de que sean naturales, o bien multiplicar el tiempo trabajado al año por 1.8 días de vacaciones al mes si son días laborables. Es probable que el resultado salga decimal dado los números utilizados en las operaciones, por lo que habrá que redondearlo según el número decimal.