- 27/01/2021

Debido a la situación pandémica que seguimos atravesando, el Gobierno, la patronal y los sindicatos se han puesto de acuerdo y han decretado una nueva prórroga de los ERTES que se extenderá hasta el 31 de mayo de 2021 sin necesidad de que las empresas tengan que solicitar una nueva autorización administrativa. De esta manera, los más de 700.000 trabajadores que permanecen en ERTE a día de hoy verán reforzada su protección laboral (al menos hasta mayo).

johan.lebedevski || Shutterstock

Los trabajadores afectados por un ERTE seguirán cobrando el 70% de su base reguladora




Uno de los puntos más positivos es que esta nueva prórroga no supone una variación en las condiciones de los distintos tipos de ERTE: los trabajadores afectados por un Expediente de Regulación de Empleo seguirán cobrando el 70% de su base reguladorapodrán acceder a dicha prestación sin necesidad de contar con un mínimo de cotizaciones previas a la Seguridad Social.

Los trabajadores que continúen en ERTE no verán computado su periodo consumido de paro hasta enero del próximo año.

Las empresas no podrán despedir al trabajador mientras está en ERTE

A pesar de que la patronal solicitaba una flexibilización de los despidos durante el ERTE para poder hacer frente a la crisis económica originada por la pandemia, el Gobierno se ha mantenido en sus trece y la prohibición de despedir durante el ERTE continúa vigente. Las empresas que han aplicado un Expediente de Regulación de Empleo a su plantilla tampoco podrán repartir dividendos y realizar horas extraordinarias.

Las empresas no tendrán que remitir una nueva solicitud al SEPE

Aunque los ERTE sean prorrogados hasta mayo de 2021, las empresas que hayan remitido una solicitud colectiva de prestaciones al SEPE no tendrán que hacerlo de nuevo pese a la prórroga.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No