- 15/06/2021

Un ascenso laboral, un cambio de carrera profesional, un ambiente negativo de trabajo, un sueldo injusto, la sensación de estancamiento, la situación de la propia empresa o una buena oferta de empleo son algunos de los motivos habituales para cambiar de trabajo y dejar el empleo actual. Al final cualquier profesional desea progresar profesionalmente y esta transición nunca es sencilla. Sigue leyendo, conoce los aspectos más importantes a tener en cuenta al cambiar de trabajo y recuerda que investigar el mercado laboral y conocer en profundidad tus motivos son muy esenciales para ello.




Cómo hacer un cambio de empleo

Andrey_Popov || Shutterstock

Cómo enfocar un cambio de trabajo

Un cambio de empleo y apostar por nuevos aires laborales siempre es positivo o bien para mejorar tus condiciones anteriores o bien para saber lo que de verdad no quieres. Antes de decidirte a dar el paso y sumergirte en la búsqueda de empleo para buscar nuevas oportunidades laborales, debes evaluar una serie de cuestiones a tener en cuenta para cambiar de trabajo.

Lo primero que debes asumir es que un cambio laboral puede afrontarse de diferentes maneras y que continuar siempre es la opción más cómoda. Un cambio puede suponer miedos, estrés, incertidumbre pero también puede implicar nuevas oportunidades, un aumento de salario, un ascenso, abarcar nuevas responsabilidades y mayor aprendizaje. Por eso, lo recomendable es enfocar el cambio de trabajo con miras a largo plazo, a un futuro lejano, tener claras tus motivaciones y que existan mejoras significativas.

¿Qué hay que tener en cuenta para cambiar de empleo?

Si has decidido que no puedes cambiar tu forma de ver el trabajo, existen diferentes estrategias para emprender un cambio laboral ya sea por deseo o por necesidad o por qué no te gusta tu trabajo, la vida laboral forma parte de tu día a día y es necesario sentirse realizado en el ámbito profesional. Si te estás planteando un cambio de trabajo recuerda las siguientes cuestiones:

1. Analiza los motivos

Si no te sientes valorado, si estás aburrido de hacer lo mismo siempre, si tu equipo no tiene un buen ambiente de trabajo, si la empresa no parece pensar en la promoción interna… Sea cual sea la razón debes estar seguro de que quieres apostar por este tipo de cambio y asegurarte de que realmente no puedes conseguirlo en ese mismo empleo. Es decir, que igual puedes valorar cambiar de trabajo en la misma empresa o cambiar ciertos aspectos para estar más cómodo.

2. Indaga y afina la búsqueda

De la mano de un listado escribe lo que no te gusta de tu trabajo, lo que quieres cambiar y a lo que aspiras si no puede cambiarse. De esta manera encontrarás tu trabajo ideal con las condiciones y los beneficios laborales que más aprecias. Crea un CV para cambiar de trabajo enfocado a lo que buscas ahora mismo.

3. Antes de dejar el trabajo, preséntate a diferentes ofertas de empleo

Renunciar a tu empleo sin más tiene consecuencias, por ello, si no hay razones de peso, te recomendamos que te empieces a buscar trabajo activamente. Una vez lo encuentres ya podrás comunicarlo a la empresa debidamente.

4. Comienza a hacer entrevistas laborales

Estudia los requisitos y lo que la empresa está buscando cada vez que te presentes como candidato y preparar las preguntas más típicas en este tipo de situaciones. Entre ellas, deja claro por qué deseas cambiar de trabajo y lo que buscas en esta nueva oportunidad laboral. En este sentido puedes indicar qué buscas una mejora en la categoría profesional, que buscas nuevos retos, que prefieres trabajar en remoto o que aspiras a gestionar equipos de mayor rango.

5. Tómate la búsqueda con filosofía

Cuando estás buscando trabajo cuando no tienes un empleo el tiempo apremia y la situación no es agradable, sin embargo, si quieres cambiar de empleo y sí tienes trabajo este proceso puedes disfrutarlo, indagar en las oportunidades del mercado laboral, conocer lo que hay, cómo encajas como profesional.

6. Antes de cerrar el trato, negocia

Ya has dado con la oferta de empleo indicada, la marca empleadora quiere ofrecerte la oportunidad tras conocerte pero la negociación salarial y las condiciones deben pactarse. Para que sea justo busca lo que otros profesionales del sector cobran, investiga lo que pagan otras empresas competidoras y negocia las condiciones que son indispensables para ti.

7. Informa adecuadamente a la empresa que dejas

Es importante informar correctamente a tu jefe antes que a tus compañeros una vez tengas el acuerdo cerrado con la otra empresa. Deja claros los motivos que te han incitado a dejar tu empleo y las aspiraciones que tienes para que la empresa pueda mejorar de cara a retener el talento.

Ofrece el tiempo suficiente para facilitar la transición y que la empresa pueda cubrir tu puesto sin problemas. Deja cerrados todos los asuntos que tenías entre manos y ofrece al menos 15 días antes de marcharte.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No