- 30/01/2020

¿Quieres enviar tu currículum a una empresa que no tiene ningún proceso de selección abierto? Para que tu autocandidatura de empleo surta el efecto deseado -o lo que es lo mismo: para que la empresa que no está buscando nuevos empleados tenga interés en conocerte- debes utilizar todas tus balas con precisión. El correo electrónico mensaje personal es la bala más importante de todas; la que te permitirá presentarte como profesional y demostrar tu interés por la compañía. El problema viene cuando no sabes a qué correo enviar tu currículum y solo encuentras el típico mail de info@laempresa.com que no suele ser recomendable para hacer llegar tu CV.

Suponiendo que en la página web de la empresa no figure ningún correo específico de selección (o al menos el típico formulario de contacto de "Trabaja con nosotros") vamos a explicarte algunos truquillos para dar con el mail perfecto.

fizkes || Shutterstock

1. Inspecciona la página web de la empresa

Muchas veces la dirección de correo está escondidísima entre tanto contenido. Lo lógico es que esta dirección se incluya en la sección de "Contacto", en el Footer (es decir, en el menú que se encuentra al final de la página) o incluso en la sección "Equipo".

En este último apartado suele figurar el organigrama de la empresa con todos los correos de los miembros del equipo. Si es así, no dudes en escribir a cualquiera de las siguientes personas, ya que suelen ser las que mayor potestad tienen a la hora de seleccionar personal:

  • Director/a de la empresa.
  • Responsable de selección o de Recursos Humanos.
  • Jefe/a del departamento en el que te gustaría trabajar.

Nuestro consejo es que contactes con RRHH o con el responsable del departamento, ya que como norma general (a no ser que la empresa sea pequeña o de tipo familiar) el jefe/a  no suele encargarse de los procesos de selección. De todas formas, siempre puedes enviar un correo a cualquiera de estas dos personas y poner en copia al director de la empresa para que esté al corriente de tu solicitud.

Rawpixel.com || Shutterstock

2. Busca en las antiguas ofertas de trabajo publicadas por la empresa

Puede que ahora mismo no haya ningún proceso de selección abierto, pero si navegas un poco por Internet fijo que encuentras ofertas de empleo antiguas que la empresa publicó en su día. Es cierto que en algunos portales de empleo (como por ejemplo Domestika) se eliminan los datos de contacto de la empresa cuando se cierra el proceso de selección, pero esto no suele ser lo habitual: lo frecuente es que las ofertas de trabajo se queden en el limbo de Internet con los datos de contacto intactos.

Basta con dar con una oferta de trabajo antigua (independientemente de que fuera para el puesto deseado) para encontrar el correo electrónico de selección. Si lo hallas, explica en tu mail que has encontrado el contacto en una oferta de trabajo antigua.




Beneficios del pluriempleo

sirtravelalot || Shutterstock

3. Llama a la empresa directamente y solicita el correo electrónico

Fácil, sencillo y para toda la familia. Consigue el número de teléfono de la empresa, llama, preséntate y solicita el correo de contacto para enviar tu currículum.

¿Y qué pasa si te dicen que no hay ningún proceso de selección abierto? Que eso tú ya lo sabes, pero te da igual: quieres enviar tu CV igualmente para que te tengan en cuenta en futuros procesos de selección. Sé educado/a y haz hincapié en las ganas que tienes de trabajar para la empresa.

¿Cómo puedo enterarme de las ofertas de una empresa en LinkedIn?

Jinna Sardsongvit || Shutterstock

4. Echa mano de LinkedIn

Porque el "stalkeo" en redes sociales puede ser muy, pero que muy positivo.

Pon el nombre de la empresa en el buscador de LinkedIn. Inmediatamente te saldrá un listado con las personas que están trabajando en la empresa. Puedes hacer dos cosas con estos contactos:

  • Contactar con el director de la empresa, el responsable de Recursos Humanos o el jefe del departamento en el que te gustaría trabajar (al igual que en el punto 1).
  • Contactar con cualquier otro empleado que trabaje en la empresa y preguntarle si hay algún proceso de selección abierto y, si no lo hay o no te sabe responder, con qué persona podrías hablar para hacer llegar tu candidatura espontánea.

Contacta con una o dos personas (no más) y preséntate en el texto de la solicitud de contacto (no envíes la solicitud sin más porque, si la persona no tiene ni idea de quién eres, podrá ignorarte). Debes ser breve en esta presentación (ya tendrás tiempo de explayarte cuando acepten su solicitud) así que asegúrate de presentarte como profesional e indicar el motivo de tu contacto.

No tengas miedo de resultar invasivo/a porque LinkedIn es una red social profesional y está para eso: para hacer contactos. No obstante, procura hablar con educación y no ir con la actitud de "el mundo me debe algo". Al fin y al cabo, estás hablando con un trabajador al igual que tú.

Conoce la relación entre el email marketing y el sms marketing con RRHH.

Rawpixel.com || Shutterstock

5. Tu última opción: el correo genérico

Ojo: no es que le tengamos manía a este tipo de correo, pero siempre es mejor la vía más directa para hacer llegar tu currículum. No obstante, si no encuentras el correo específico de selección con ninguno de los pasos anteriores, es posible que el mail que te interesa sea el de info@laempresa.com. Aunque no suele ser lo habitual, algunas empresas utilizan este correo electrónico para solicitar y recibir candidaturas de empleo.

✍ En cuanto tengas la dirección de correo electrónico asegúrate de escribir un email atractivo en el que te presentes como profesional, aclares cómo has encontrado el contacto y expliques por qué tienes tantas ganas de trabajar en la empresa. Para rizar el rizo pon ejemplos de proyectos o trabajos que haya realizado la empresa para dejar claro que los conoces y has hecho un ejercicio previo de investigación. Finalmente, adjunta tu Curriculum Vitae.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No