- 26/08/2015

A partir de los 45 años la búsqueda de empleo se convierte en una misión difícil pero no imposible, ya que cuentan con un aspecto a su favor que las empresas tienen en consideración: la experiencia profesional.

Aunque el paro y las situaciones de riesgo social afecta de manera directa a este colectivo, no está todo perdido. Si eres mayor  de 45 años y estás buscando trabajo, sigue nuestros consejos para conseguir mejorar tu curriculum vitae y encontrar la oportunidad laboral que estabas buscando.

Consejos para encontrar trabajo a los 45 años

Antes e comenzar a buscar empleo, deberemos realizar una búsqueda activa y con actitud positiva. El equipo de recursos humanos podrá valorar de manera positiva la experiencia de las personas de 45 años en adelante y recibir bonificaciones por realizar contratos a este colectivo social.

Seguidamente, os proponemos 5 consejos para encontrar trabajo a los 45 años que serán de vital importancia para hacer frente a la situación de desempleo:

Adaptar y optimizar el currículum

Si hemos estado durante mucho tiempo trabajando en la misma empresa, seguramente nuestro currículum no estará actualizado ni adaptado a las nuevas tecnologías. Por esta razón, el primer paso será optimizar el CV y realizar un currículum online atractivo.

Deberemos adaptarlo a cada puesto de trabajo y empresa, excluyendo aquellas experiencias que no estén relacionadas con el empleo ofertado o no aporten un valor añadido.


Estar presente en las redes sociales

Nuestro objetivo será hacernos visibles en la red, conseguir contactos y aumentar las posibles oportunidades laborales. El currículum en Linkedin será una buena idea para captar la atención de los reclutadores y ser más accesible a las compañías que nos interesan.

Elaborar un blog o web personal nos servirá para mostrar un portfolio online de los trabajos que hayamos llevado a cabo a lo largo de nuestra vida laboral.

Adquirir nuevos conocimientos

Cuando estemos desempleados no sólo actualizaremos el currículum sino que además, seguiremos aprendiendo nuevos idiomas, software especializado en nuestro sector y realizaremos cursos que puedan ayudarnos en la búsqueda de trabajo.

Podremos estudiar algún ciclo medio o superior e incluso plantearnos la posibilidad de estudiar la carrera que siempre habíamos soñado. Nunca es tarde para aprender y aumentar nuestras capacidades profesionales.

Ser nuestro propio jefe

¿Y si no encontramos un empleo? Podremos ser nuestros propios jefes. Además, en muchas compañías buscan un perfil freelance a tiempo parcial o completo permitiéndonos ampliar nuestra experiencia y carrera laboral.

Actitud positiva

Hemos llegado al punto más importante de todos: el de ser optimistas. Si creemos en la idea de que vamos a encontrar un trabajo, tardaremos menos que las personas derrotistas, preocupadas por la situación.

No sólo deberemos saber cómo describirnos ante los reclutadores sino que dominaremos a la perfección los puntos fuertes que nos hacen diferentes, ayudándonos a alcanzar un puesto de trabajo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No