- 18/10/2018

Dar a entender que eres el candidato ideal para cubrir una vacante o para incorporarte a una determinada empresa no es sencillo. Resulta abrumadora la competencia que en algunos sectores encuentran los candidatos, y destacar no es tarea fácil, como tampoco lo es encontrar las palabras y los argumentos adecuados para llegar a llamar la atención de los reclutadores. Sin embargo, algo que no todo el mundo suele tener en cuenta es la dificultad que también encuentran, la mayoría de las veces, los encargados de la gestión del talento humano de las empresas para comunicar qué características esperan de sus candidatos y para encontrar al candidato ideal que cumpla todos los requisitos. Para ayudar a ambas partes, surge una nueva tendencia: la de diseñar al Candidate Persona. ¿Quieres conocer todos los detalles?

¿Cómo crear un Candidate Persona?

WAYHOME studio || Shutterstock

¿Qué es un Candidate Persona?

Consiste en que la empresa (en concreto, el responsable de recursos humanos, en colaboración con el director del departamento que necesita incorporar a un nuevo profesional) defina con un alto grado de detalle y personalización las cualidades y características, también personales, de la persona que idealmente pasará a formar parte de la plantilla. Pero, ¿cómo se crea este Candidate Persona y en qué puede ayudarte su diseño a encontrar tu trabajo ideal?

En concreto, diseñar un Candidate persona permitirá:

  • Redactar descripciones más completas y exactas sobre lo que se espera de los candidatos, lo que ayudará a que estos puedan filtrar las ofertas de trabajo si se identifican con las necesidades de la empresa.
  • Aumentar la coincidencia entre lo que la empresa necesita y lo que los candidatos inscritos pueden aportar.
  • Seleccionar los medios y canales más adecuados para llegar a los candidatos idóneos, propiciando también que estos encuentren más fácilmente oportunidades laborales.


  • Simplificar el proceso de selección, al mismo tiempo que se mejora la experiencia del candidato.

Además de todo esto, es importante conocer el proceso de definición del Candidate Persona que llevan a cabo las empresas, para entender cómo puede esto ayudar a un candidato a dar en el clavo, a diferenciarse del resto de candidatos y convertirse en la alternativa ideal para los seleccionadores.

Proyecto personal de búsqueda de empleo

ESB Professional || Shutterstock

¿Cómo crear un Candidate Persona?

En primer lugar, la empresa tendrá que investigar. Sin duda, una buena forma de recabar información acerca de los rasgos personales que deberá presentar el candidato ideal es fijándose en los empleados actuales. Si están en la empresa, es porque coinciden con la filosofía y las necesidades de la misma, así que lejos de indagar fuera, la definición del Candidate Persona te estará contando cómo son las personas que ya se encuentran trabajando en ella, o cómo le gustaría que fueran.

También deberás tener en cuenta que la empresa habrá tenido que elegir, muy probablemente, una sola descripción del Candidate Persona, pero seguro que ha barajado más durante todo el proceso. Por eso, si compruebas que cumples solo una parte de los rasgos de su Candidate Persona, no descartes presentar tu candidatura, porque es probable que también les cuadre. Eso sí, deberás asegurarte de que tu perfil profesional cumple bastantes de los puntos más importantes de la descripción, de lo contrario no valdría la pena.

Además, no olvides que para construir su Candidate Persona la empresa habrá indagado entre los principales perfiles profesionales del sector, y puede que uno de ellos sea el tuyo. Esto nos recuerda que es fundamental mantener siempre actualizado y bien redactado nuestro currículum, sobre todo si estamos presentes en redes sociales profesionales como LinkedIn.

Así, si consigues impresionar con tu currículum, con tus conocimientos y con tu experiencia profesional, ya solo te quedará que tu perfil encaje perfectamente con la definición de Candidate Persona que haya elaborado la empresa en cuestión. Y saber cómo se elabora puede resultarte de gran ayuda.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No