- 28/07/2022

En este nuevo blog, y antes de entrar en un análisis más minucioso, la idea de quedar ligado legalmente a una empresa después de haber dejado de trabajar con ella, suena extraño. Eso es lo que ocurre si tu contrato incluye una cláusula de no competencia postcontractual. Por eso, mejor que sepas de qué se trata antes de aceptar firmarla.

¿Qué es una cláusula de no competencia postcontractual?

Se trata de una cláusula que se incorpora a determinados contratos que, básicamente, establece que al finalizar la relación laboral con esa empresa no puedes incorporarte durante un plazo de tiempo determinado a trabajar en la plantilla de una compañía que sea competencia directa de la quejas.

Ante esta perspectiva es lógico que el trabajador se plantee si esta exigencia es legal. Bien, lo cierto es que el propio Estatuto de los Trabajadores, en su artículo 21 establece límites a este tipo de claúsulas. Así señala que ” no podrá tener una duración superior a dos años para los técnicos y de seis meses para los demás trabajadores”.

Además, en todos los casos deben concurrir dos requisitos:

a) Que el empresario tenga un efectivo interés industrial o comercial en ello.
b) Que se satisfaga al trabajador una compensación económica adecuada.

Los requisitos legales de la cláusula de no competencia postcontractual

Ante la situación de tener que firmar una cláusula de no competencia postcontractual, lo primero es recordar que tiene que ser pactada de mutuo acuerdo por las dos partes. Es importante señalar que si lo aceptas, estará vigente sea cuál sea la causa de la extinción de la relación laboral, incluso si te termina porque no se ha superado el periodo de prueba.

Eso sí, siempre tiene un límite temporal máximo de dos años, que nunca se puede superar. Además, aplica igual si trabajas en régimen de autónomo o lo haces por cuenta ajena. Este acuerdo será considerado nulo si no se cumplen todos los requisitos legales que hemos explicado, dicha anulación, puede ser pactada


Requisitos legales  cláusula de no competencia postcontractual

Foto de Alexander Suhorucov en Pexels

Obligaciones de la cláusula de no competencia postcontractual

La firma de una cláusula de no competencia postcontractual conlleva obligaciones para ambas partes que analizamos en detalle.

Para el trabajador

Como hemos dicho el empleado no puede realizar ninguna actividad que sea una empresa de la competencia en relación con las funciones desarrolladas en la empresa. Pero, como expresa la ley, la empresa solo puede recurrir a estas claúsulas si hay un interés efectivo, bien industrial, bien comercial que entre en conflicto. Y, además, guardando una proporcionalidad y equilibrio, que debe valorarse en cada caso concreto.

De ahí que, por ejemplo, si puedas entrar a trabajar en una empresa de la competencia si lo haces en un puesto y con unas responsabilidades distintas a las que tenías en la empresa anterior.

Para la empresa

La empresa tiene la obligación de pagar una compensación económica a su empleado, que es de carácter indemnizatorio. Porque se trata de asegurar al trabajador una cierta estabilidad económica mientras no puede dedicarse a la actividad que realizaba en dicha empresa.

El cálculo del importe tiene que hacerse de forma que garantice la subsistencia en condiciones similares del trabajador durante todo el periodo que contemple el acuerdo. Tiene que ser una cuantía proporcional y equilibrada.

Dicha compensación puede recibirse mientras el contrato se mantiene vigente o integrarse como parte del finiquito cuando se rescinde la relación laboral. No es imprescindible que sea de naturaleza económica, aunque es lo más frecuente.

Por último, en caso de incumplimiento por cualquiera de los firmantes, una cláusula de no competencia postcontractual puede ser llevada a los tribunales. En caso de fallo a favor de la empresa, esta puede reclamar el pago de una indemnización. Y, también, la devolución de las cantidades pagadas por ese concepto.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No