7 de septiembre de 2018

El trabajo es un ámbito más en el que el fraude puede hacer acto de presencia. Para ello, los estafadores se aprovechan de la ilusión y de las ganas de encontrar un empleo que tienen los candidatos, para, en la mayoría de los casos, conseguir dinero a través de ofertas de empleo fraudulentas. Casi la mitad de los jóvenes recurren a Internet para encontrar trabajo, y en este contexto es donde se suceden la mayoría de fraudes relacionados con el empleo. ¿Pero cómo detectar las ofertas de empleo falsas? ¿Cuál es el procedimiento para denunciar las ofertas de trabajo fraudulentas? Te explicamos todas las claves.

¿Cómo saber si una oferta de trabajo es verdadera?

fizkes || Shutterstock

¿Cómo saber si una oferta de trabajo es verdadera?

Saber si una oferta de trabajo es verdadera o no es relativamente sencillo, si se aplica el sentido común. Pero ocurre que normalmente las víctimas tienen tantas ganas de ser contratadas y comenzar a trabajar de nuevo que no se paran a analizar si la oferta que le ha llegado entra dentro de lo que se puede considerar normal, o si por el contrario tiene algunos rasgos que la definen como una oferta de trabajo falsa.

Pautas para reconocer una oferta de empleo falsa

Presta mucha atención, porque puede ocurrirte a ti, que te encuentres con una de estas ofertas de empleo fraudulentas. A continuación te contamos cuáles son las claves que debes tener en cuenta para saber si una oferta es o no verdadera.

1. Presta atención al remitente

Debes fijarte en el email de trabajo de quien te la envía, si es que esta es la vía escogida para contactarte. Es relativamente sencillo identificar un correo electrónico corporativo, es decir, perteneciente a una empresa. Si este es el caso, comprueba en Internet que esta empresa es real. Si es así, no deberías preocuparte. Pero si se trata de un correo personal o con un dominio extraño, debería ponerte en alerta, aunque no necesariamente debe tratarse de una oferta de empleo falsa.

2. ¿Te solicitan dinero o que les des tus datos bancarios?

Nunca, jamás, bajo ningún concepto y sea cual sea el tipo de trabajo, deben solicitarte dinero por adelantado ni ningún tipo de dato bancario. A veces, los estafadores se escudan en una serie de trámites o gestiones que se tienen que realizar para formalizar tu contrato. Desconfía ante este tipo de argumentos y, si procede, inicia el procedimiento para poner una denuncia a esta empresa.

pathdoc || Shutterstock

3. ¿Qué información de contacto te han proporcionado?

Además de en el correo electrónico, tienes que fijarte en los demás datos de contacto que te puedan dar. Por ejemplo, puedes buscar el nombre de la persona o de la empresa en LinkedIn, y tener precaución en caso de que el número de teléfono sea un móvil y no un fijo. Normalmente, para los procesos de selección de las empresas no se emplean móviles personales.

4. La entrevista es parte fundamental e imprescindible del proceso

Será muy probablemente una oferta de trabajo falsa si te comunican la decisión de contratarte sin haberte realizado una entrevista de trabajo previa, aunque sea por videoconferencia. Se trata de un paso insalvable en cualquier proceso de contratación.

5. Revisa muy bien las condiciones

Por supuesto, hay que desconfiar inmediatamente si las condiciones de la oferta de empleo son especialmente suculentas. ¿Pagan una gran cantidad de dinero por trabajar a media jornada? ¿Prometen grandes ingresos por trabajar a distancia? En ese caso, revisa muy bien que la oferta de trabajo sea efectivamente verdadera.

6. ¿Te han enviado algún enlace o archivo por correo electrónico?

Finalmente, si en la primera comunicación con una supuesta empresa, te adjuntan un archivo desconocido o te piden que hagas clic en un enlace que te proporcionan para conocer más detalles de la oferta de trabajo, desconfía también. No es para nada el procedimiento habitual.

Si tienes en cuenta estas sencillas pautas, serás capaz de diferenciar una oferta de empleo real de una fraudulenta.