13 de Octubre de 2017

¿No tienes claro cómo puedes hacer uso de las redes sociales en el trabajo? ¿Sabías que el social media tiene un potencial infinito en el entorno laboral? Las redes sociales se han convertido, hoy en día, en una herramienta muy útil para muchos negocios. Facebook, Twitter o LinkedIn, citando algunas de los social media más utilizados en el mundo, han demostrado su eficacia en impulsar compañías, dar a conocer actividades comerciales y proyectar la imagen pública de profesionales en una gran variedad de sectores empresariales. Así pues, ¿cómo hacer un buen uso de las redes sociales en el trabajo? Presta especial atención.


Importancia de las redes sociales para encontrar trabajo

¿Cómo afectan las redes sociales en el trabajo?

Existen numerosas ventajas y desventajas de las redes sociales en la búsqueda de empleo, pero para los profesionales cuya principal actividad no es impulsar las redes sociales de la compañía en la que trabajan, el mal uso de las redes sociales en el trabajo puede repercutir en una significativa pérdida de productividad. El tiempo que emplean los trabajadores en actualizar sus redes sociales o en visitar Internet para recabar información, aunque tenga relación con el objetivo de la empresa y con la naturaleza del puesto de trabajo desempeñado, puede ser un tiempo poco provechoso y no repercutir, finalmente, en los fines comerciales perseguidos.

A este respecto, hay diversos estudios que inciden en los lapsos temporales que pasan los trabajadores navegando por Internet. Según una encuesta realizada por la web Learnstuff, 1 de cada 10 trabajadores pasa más tiempo consultando las redes sociales y navegando por Internet que realizando las labores específicas para las que fue contratado. Este estudio asegura, además, que la utilización de Twitter o Facebook, entre otras redes, se produce cada 10 minutos pero no con fines profesionales: los trabajadores envían mensajes a sus amigos o actualizan sus perfiles personales en estos intervalos.

Pero también hay estudios que destacan los beneficios de las redes sociales en el trabajo, y cada vez son más numerosos. Por ejemplo, según un análisis realizado por la web VitalSmarts, el 77% de los profesionales recurre a los social media para mantener el contacto con compañeros de trabajo u otros colegas de sector, lo que puede ser muy positivo para la actualización de conocimientos y el Networking. Y el 61% de los trabajadores afirma que, gracias a las redes sociales, la relación en su entorno laboral ha mejorado claramente.

Cómo influyen las RRSS en la búsqueda de empleo

Rawpixel.com || Shutterstock

Consejos para usar las redes sociales como herramienta de trabajo

En todo caso, la principal conclusión que debemos extraer de la evidencia disponible es que las redes sociales son una herramienta de comunicación y una potencial ayuda en el puesto de trabajo de la que no debemos prescindir, aunque su uso debe ser regulado. Si el uso de las redes sociales es responsable, los trabajadores pueden convertirse en valiosos aliados para incrementar la reputación online de la empresa.

Estas son las principales medidas que pueden ser implementadas por directivos y departamentos de comunicación para propiciar un uso responsable de las principales plataformas sociales on line:

  • Información sobre los perfiles corporativos. La empresa no puede obligar a los empleados sin relación directa con la aplicación de estrategias de comunicación ni con las funciones desarrolladas por el Community Manager a utilizar sus cuentas personales en beneficio de la compañía. Pero sí puede informar sobre las cuentas de la empresa en Twitter, LinkedIn, Facebook, Pinterest… e invitar a sus trabajadores a seguirlas y a unirse a las conversaciones que se generen en las mismas.
  • Formación sobre redes sociales. La formación deben recibirla tanto trabajadores como directivos y será muy útil para que entiendan mejor la potencialidad y utilidad de dichas plataformas.
  • Información sobre los logros de la compañía. Otra medida muy interesante es informar puntualmente a los trabajadores de los éxitos de la compañía para que ellos puedan compartirlos en sus redes sociales.
Las mejores aplicaciones para encontrar trabajo en Internet

SFIO CRACHO || Shutterstock

Y, por otra parte, también hay una serie de medidas que puede adoptar el trabajador de forma individual para mejorar su uso de las redes sociales y que su utilización no implique pérdidas de concentración y menor productividad laboral. Presta especial atención:

  • Reducir el acceso a las redes sociales a una determinada franja horaria. Puede ser en algún momento de descanso o en una hora concreta de la jornada laboral que no interfiera con otras tareas programadas.
  • Desactivar notificaciones y alertas automáticas. Son un claro elemento de distracción que es mejor evitar en la jornada laboral.
  • Limitar la participación en redes. Es importante valorar en qué redes sociales puede ser interesante formar parte y cuáles no aportan nada y sólo restan tiempo útil.