- 7/07/2021

A veces es inevitable caer en ciertos clichés en el currículum cuando preparamos nuestra candidatura para una vacante de empleo. ¿A quién no le ha ocurrido alguna vez? Especialmente cuando redactamos nuestro currículum por primera vez. No obstante, hay que ser concisos, directos y evitar incluir información "paja" (es decir, datos que no aportan nada o que dificultan la lectura) en nuestro currículum. Dado que es complicado detectar estas palabras o frases "cliché" en el currículum (especialmente porque no somos reclutadores y por lo tanto no tenemos ese "ojo clínico" que poseen ellos) hemos querido explicarte algunos de los más frecuentes.

Julia Tim || Shutterstock

"Soy una persona proactiva/trabajadora/responsable... [Inserte aquí cualquier tipo de adjetivo genérico]"

Ojo: está fenomenal que seas una persona trabajadora, flexible, proactiva, creativa, comunicativa... ¿Pero hasta qué punto estos adjetivos positivos te definen como profesional? Mucho me temo que no es la mejor manera de mostrar lo mejor de ti como candidato/a. Es importantísimo que hagamos una distinción entre las palabras comunes que no aportan nada ("capacidad de trabajo en equipo", "adaptación a los cambios", "orientado a los resultados"...) y las que SÍ aportan valor a tu currículum.




Ponte en la piel del recruiter. Imagina que estás revisando un CV y te encuentras con un listado interminable de adjetivos que supuestamente te definen como profesional. Si el reclutador no te conoce personalmente... ¿Cómo puede constatar que dices la verdad? ¿Cómo puede verificar tus palabras si solo te has limitado a incluir un listado de habilidades personales? Muy sencillo: ampliando estos adjetivos con EJEMPLOS CONCRETOS.

Por supuesto que puedes añadir que eres una persona proactiva y creativa en tu currículum, pero para ello debes acompañar estas palabras con ejemplos concretos que demuestren dicha información. ¿Gracias a tu proactividad aumentaste las ventas de la empresa para la que trabajabas anteriormente? Ponlo. ¿Gracias a tu creatividad la campaña publicitaria que creaste se hizo viral? Añádelo.

De lo que se trata en última instancia es de huír de estas frases y palabras cliché (es decir, que por sí solas no aportan nada) e incluirlas dentro de un contexto concreto (un logro, un resultado obtenido, algo que el reclutador pueda constatar).

El "Postureo LinkedIn"

No nos malinterpretes: LinkedIn es un portal de empleo maravilloso para establecer sinergias entre profesionales del sector y encontrar nuevas oportunidades laborales. Sin embargo, cada vez son más los usuarios de LinkedIn que utilizan su muro para darse autobombo sin aportar ningún tipo de valor a los demás. No podemos culpar a estas personas -al fin y al cabo, LinkedIn tiene mucho de red social- pero esto no puede trasladarse a tu candidatura de empleo. Has de ser breve, conciso y, sobre todo, muy explícito con lo que sabes hacer (funciones concretas en puestos de trabajo, logros y resultados obtenidos, hitos importantes que tengan relación directa con el puesto ofertado...) Todo lo demás es paja.

Una jerga técnica demasiado rebuscada

Otro cliché del currículum que va muy en la línea del punto anterior.

Vale que la persona que lee tu currículum habla tu mismo idioma (es decir, la jerga concreta del sector laboral al que ambos pertenecéis) pero esto no significa que debas cargar tu currículum de excesivos tecnicismos o siglas de dudosa procedencia (ni qué decir tiene de nombres inventados de puestos de trabajo). Así pues, debes asegurarte de que tu currículum sea lo más sencillo posible de leer.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No