- 31/08/2021

Del mismo modo que algunos empleos desaparecen a favor de la inteligencia artificial y la automatización, surgen nuevos puestos de trabajo que hace unos años ni siquiera podíamos imaginar. ¿Te acaban de contratar para desempeñar un puesto de trabajo que antes no existía (ya sea porque es 100% novedoso o porque la empresa no necesitaba dicho puesto en el pasado y ahora sí)? Ahora tendrás un lienzo en blanco para establecer las líneas de acción más adecuadas y, por qué no, dejar tu huella como profesional en un puesto que antes nadie ocupaba. Sin embargo, aunque es un paso muy positivo en tu carrera, lo cierto es que da un poquito de vértigo. Porque: ¿Cómo asegurar el éxito en un puesto de trabajo recién creado si no tienes referentes previos? Te contamos todos los detalles.

Consejos para volver a trabajar de manera presencial

Monkey Business Images || Shutterstock

Lo primero: ¿En qué situación se encuentra la empresa?

Esto es lo primerísimo que debes saber a la hora de desempeñar un puesto de trabajo de nueva creación. Lo lógico es que el recruiter o tu jefe te haya puesto en situación, pero si no es así no dudes en preguntar cuáles son las prioridades de la empresa, de qué punto parten y qué metas pretenden conseguir. De esta manera te harás una idea más aproximada de dónde te estás metiendo.

Observa, relaciónate y aprende antes de efectuar cualquier cambio

Este punto va intrínsecamente relacionado con el anterior: antes de dar una palmada sobre la mesa y cambiar lo que se te antoje, es necesario que conozcas cómo van las cosas en la compañía, qué departamentos colaboran entre sí y cuál es el orden jerárquico en cada uno de ellos. No, no estamos en el instituto, en última instancia será tu decisión la que prime a la hora de efectuar un cambio en tu departamento, pero es importante que te relaciones con tus compañeros de trabajo y te sumerjas en los tejemanejes de la empresa antes de realizar ninguna modificación relevante.


Las profesiones más demandadas en septiembre

oneinchpunch || Shutterstock

Preséntate y participa en las reuniones... aunque no tengan que ver con tu puesto

Es bastante probable que, a excepción de tu jefe y tu equipo de trabajo, nadie sepa quién eres ni qué es lo que haces. Suena fatal, pero tiene sentido: si nadie ocupaba tu puesto con anterioridad, pocas personas sabrán en qué consiste tu trabajo.

No te lo tomes de manera personal: durante las primeras semanas tendrás que hacer un esfuerzo extra para que te conozcan y, lo más imporante, para conocer lo que hace el resto de compañeros de trabajo. Para ello has de participar en las actividades que organicen y dejarte caer por las reuniones de otros departamentos. Aunque no participes activamente en ellas -especialmente si el departamento no se dedica a lo que tú haces- es importante mostrar interés en el trabajo de los demás. Eso sí: pide permiso a los responsables de equipo.

Sé realista y no prometas cosas que no sabes si vas a cumplir

Has empezado en tu nuevo puesto de trabajo con una "carpeta" repleta de cambios y medidas que quieres implementar. Sin embargo, ambos sabemos que no siempre será fácil (bien porque hay otras prioridades, porque la empresa tiene un ritmo más lento que el tuyo o por cualquier otra razón). Así pues, sé paciente, realista y no hagas castillos en el aire antes de asegurarte de que, efectivamente, te van a dejar efectuar dichos cambios.

Prepárate para un posible escepticismo entre tus compañeros de trabajo

Es posible que algunos de tus compañeros de trabajo se muestren reacios ante tu nuevo rol. No les culpes: lo nuevo puede generar recelo, pero este sentimiento no es para siempre. Te tienen que conocer. Por ello es importante que entiendas tu nuevo rol en la empresa para ser capaz de comunicarlo y demostrarlo a los demás. Y, sobre todo, debes hacer todo lo posible para que tus compañeros de trabajo entiendan que los necesitas para ejercer tu nuevo rol. Cuanto antes establezcas buenas relaciones laborales, antes podrás proponer y ejecutar los cambios y las iniciativas que tienes en mente.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No