- 4/05/2022

Las personas necesitamos descansar de nuestras ocupaciones diarias y, además, debemos asumir que no siempre vamos a estar al 100% dándolo todo en el trabajo. Esto es debido la mayoría de las veces por un agotamiento laboral, ocasionado por múltiples razones que nos pueden ocurrir en el día a día. A lo largo de los siguientes apartados vamos a descubrir en qué consiste el agotamiento laboral, qué es lo hace que nos supere en el trabajo y posibles soluciones para tratarlo mejor. ¿Te interesa saber más? ¡Aquí te ayudamos!

Agotamiento en el trabajo

¿Qué es el agotamiento laboral? ¿Es lo que provoca que te supere el trabajo?

La respuesta corta es que sí. El agotamiento laboral es un tipo de estrés que, como su propio nombre indica, está relacionado con el agotamiento físico, mental y emocional relacionado con el trabajo. Este estrés implica que la persona se sienta perdida con su identidad, así como falta de logro en las tareas del día a día de su puesto de trabajo.

Se trata de un pensamiento o sentimiento más común de lo que imaginamos y que afecta constantemente a los empleados de las empresas. Estos pueden acabar en trastornos más severos, depresión, ansiedad o, simplemente, en agotamiento.

Son muchos los factores de riesgo que pueden afectar al agotamiento laboral, aunque los más comunes son:

¿Qué síntomas hace que detecte que mi trabajo me está superando?

Son varias las causas que hacen que hace que sientas que el trabajo te esté superando. Entre las más comunes se encuentran:



  • No tienes claro qué tienes que hacer. Ni tienes las tareas bien definidas, ni los jefes saben qué hacer, ni cómo llevar un control o supervisión de lo que se está haciendo.
  • Falta motivación del personal. Debido en parte a la poca flexibilidad para su horario, las tareas que asume, el trabajo que tiene que realizar, etc.
  • No sabes cómo debes reaccionar ante determinadas situaciones. En parte debido a lo que hemos comentado que no se han asignado correctamente las tareas o no están definidas, además de que puede que asumas algunas que no te corresponden.
  • Hay acoso en tu oficina. Tanto si alguien con el que trabajas como si tú recibes acoso laboral ya sea por tu jefe o por alguien de la oficina, el clima de trabajo puede ser poco favorable y puede llegar a cansarte.
  • No puedes conciliar vida laboral y privada. Esto ocurre cuando el trabajo te consume todo el tiempo libre que puedes llegar a tener, privándote de disfrutar de tu familia o pasar tiempo libre de ocio.

¿Qué solución puedo darle ante alguna de estas situaciones?

Si quieres prosperar en el trabajo ante este tipo de situaciones, te dejamos los mejores consejos para lidiar ante un posible agotamiento laboral:

  1. No te lo guardes y habla con los demás. No dejes que la situación te coma: coméntalo con tu jefe, mando superior, amigos o familiares y que puedan ayudarte a gestionar esta situación. La empresa, además, debería darte soporte y ayuda psicológica para ello.
  2. Habla con Recursos Humanos. Toda la ayuda necesaria debería dártela el departamento de RRHH. Ellos te preguntarán qué es lo que te ocurre y cómo te pueden ayudar.
  3. Céntrate en lo que debes. Sí, centrarte en tus tareas es lo más habitual, pero a veces también debes hablar para que los demás sepan qué es lo que te está pasando. Recuerda realizar tus tareas del día a día sin que estas rebasen tus posibilidades ni tu tiempo.
  4. Establece metas y revisa tus objetivos. ¿No puedes afrontar más de lo que haces en tu día a día? Quizá es momento de hablar con tu jefe para que puedas revisar lo que haces tú y tus compañeros. El reparto de tareas o la consecución de objetivos puede estar obsoleta y no tienes por qué hacer todo tú.
  5. Relájate. Haz actividades relajantes en tu día a día que rebajen tus niveles de agotamiento y estrés: yoga, meditación, pintar mandalas, etc.
  6. Lleva una vida sana. Recuerda dormir las horas que necesites (un adulto necesita unas 8 horas de media al día) y comer sano, además de complementarlo con ejercicio unas 3 ó 4 veces semanales.
  7. Deja el trabajo. Como último recurso, si ya has probado todo lo anterior y no has logrado poner solución a tu problema, es importante que sepas identificar cuándo debes dejar el trabajo, y es posible que este sea el momento.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No