- 3/09/2018

Lo primero que tienes que tener en cuenta si te han citado para una entrevista de salida laboral es que esta se celebra con el objetivo de escuchar tu punto de vista. En ningún momento la empresa querrá convencerte de que te quedes, o al menos no debería hacerlo. Tampoco es el momento para juzgar si tu decisión es o no la adecuada. Simplemente, necesitan conocer tus motivos y el proceso por el que has pasado para terminar tomando esta decisión. ¿Quieres prepararte para una entrevista de salida con Recursos Humanos? Entonces no dudes en seguir leyendo.

Este tipo de entrevistas son de vital importancia para la mejora de las empresas, así que la principal recomendación es que intentes ser sincero y respondas con ánimo constructivo a la persona que te haga la entrevista. En este sentido, se suele recomendar que quien la haga no sea tu jefe ni ninguno de tus superiores, sino alguien probablemente del departamento de Recursos Humanos, para que la conversación sea más neutral.

Cómo enfrentarte a una entrevista de despedida

Roman Samborskyi || Shutterstock

Pasos para hacer una entrevista de salida o despedida

Eso sí, desde el momento en el que te informen de que te van a hacer una entrevista de salida o despedida, deberás comenzar a prepararla. Aunque tú no te juegues nada, es importante que sigas dando la mejor impresión posible y que tu empresa te agradezca la ayuda prestada. Toma nota de todo los pasos y puntos que deberás realizar y valorar:

1. Cálmate y piensa fríamente

Es probable que durante el tiempo que has estado trabajando en la empresa hayas pasado por buenos y por no tan buenos momentos. Si has atravesado dificultades o si has tenido discusiones con compañeros o superiores, olvida esos episodios y acude a la entrevista calmado. Vas a cerrar una etapa, y es mejor dejar atrás los aspectos negativos, que por otro lado no te ayudarán nada a la hora de realizar la entrevista.

2. Responde con sinceridad, pero pensando en la utilidad de tu respuesta

Como te decíamos, lo mejor es ser sincero. Pero, a la vez, mide esa sinceridad en función de la utilidad que le puede aportar a la empresa. Si vas a emitir una crítica sobre la que la empresa no tiene ninguna capacidad de acción, es mejor que te la reserves. Aquí radica la diferencia entre las críticas constructivas y las destructivas.

Antonio Guillem || Shutterstock

3. Reconoce también los aspectos positivos

No todo van a ser puntos negativos. La entrevista de salida o despedida también es un buen momento para trasladar tus sensaciones positivas, aquellas que te hicieron en su momento tomar la decisión de trabajar en esa empresa. Esto es importante para crear un buen clima durante la entrevista.

4. No mientas




Aunque el objetivo es dar la mejor impresión posible, ello no debe llevarte a la mentira. En este mismo sentido, si te vas de la organización porque has encontrado otro empleo que te atrae más en ese momento, no lo ocultes. La empresa también merece saber en qué pueden superarle otras empresas, en lo que a recursos humanos se refiere.

5. Cierra la conversación pensando en el futuro

Despídete, siempre que sea posible, mostrando tu disponibilidad para ocasiones futuras, en caso de que necesiten realizarte más preguntas o trasladarte cualquier cuestión. Nunca se sabe cuándo te puede resultar útil mantener el contacto con tu exempresa.

Cómo conseguir el permiso de residencia y trabajo en España

Monkey Business Images || Shutterstock

Ejemplo de entrevista de salida o despedida

Para que vayas preparado a tu entrevista, aquí tienes algunos ejemplos de las preguntas para una entrevista de salida laboral que en ella se suelen plantear:

¿Cuánto tiempo llevas pensando en dejar la empresa?

¿Cuáles son las razones que te han llevado a tomar la decisión?

¿Cuál es tu nivel de satisfacción con respecto a la empresa?

¿Recomendarías esta empresa?

¿Qué opinas de tus jefes y compañeros?

¿Realizarías alguna mejora? ¿Tienes alguna sugerencia?

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No