- 28/02/2020

Existen muchas opciones para encontrar empleo más allá de las búsquedas en los portales tradicionales. La comunicación boca a boca sigue funcionando y permite que podamos comentar entre nuestros amigos o conocidos ese puesto vacante del que nos hemos enterado y en el que creemos que podemos encajar. Puede ser que entre tu lista de contactos figuren personas relevantes para el desarrollo de tu vida profesional pero no hayas considerado esta opción. A veces por falta de confianza o por miedo al rechazo nos limitamos a pensar en lo que podríamos decirle a esa persona, pero nunca lo llevamos a cabo.

Es posible que tengas conocidos dueños o directivos de empresas o con puestos de responsabilidad. Aunque no tengas una relación directa, tu vínculo hace que sea más fácil acceder a las posibilidades laborales de su compañía. ¿Por qué no sacar provecho de esta situación? Vamos a darte unas claves para que aprendas cómo pedir trabajo a un conocido manteniendo una imagen profesional y educada.

Antonio Guillem || Shutterstock

Conoce y actualiza tu red de contactos

Ya sea a través de amistades, de tus redes sociales o de eventos profesionales y de networking, seguro que has ido haciendo distintos contactos a lo largo de tu vida profesional que te pueden ser útiles ahora que buscas trabajo.

Identifica los bloqueos y enfréntate a ellos

Antes de empezar a indagar en tu red de contactos pregúntate ¿qué es lo que te impide ponerte en contacto con esa persona? ¿Es por falta de confianza? ¿Sientes que no tienes demasiada relación? ¿Crees que va a decirte directamente que no? Conocer estos miedos es el primer paso para enfrentarte a ellos y desmontarlos con argumentos lógicos y objetivos.




¿Tú también te distraes en el trabajo?

Lyubov Levitskaya || Shutterstock

Elige a la persona que vas a contactar

Una vez que conoces bien tu red de contactos y te has enfrentado a tus propios bloqueos llega el momento de seleccionar ¿por qué me interesa esa persona? ¿mi perfil encaja en su empresa? ¿de qué manera? ¿cómo podría ofrecerle la mejor imagen profesional?

Escoge el canal más adecuado

Ahora toca ponerse en contacto ¿cómo vas a hacerlo? El canal que elijas es determinante en el éxito o el fracaso de la acción que llevarás a cabo. Si ya tienes más confianza y mantienes una comunicación ocasional con esa persona puedes apostar por un contacto más directo a través de sus redes sociales o del teléfono. Pero en casi todos los casos, lo más recomendable es el email. Un medio poco intrusivo y que te permite exponer de manera clara tus intenciones y adjuntar documentos relevantes como tu cv actualizado y una carta de presentación.

¿Qué es el enchufismo laboral?

Pule tu mensaje

Debes tener claro qué vas a decir, el tono que utilizarás y el objetivo de tu mensaje. Si escribes un borrador antes de mandar el mensaje definitivo podrás mejorar algunos puntos y evitar fallos derivados de las prisas.

Todos estos pasos deben ir orientados a un objetivo final: conseguir una entrevista o cita con esa persona. Un encuentro en el que puedas ofrecerle tu mejor versión profesional y demostrarle porque cuentas con las aptitudes necesarias para formar parte de su equipo. Si ya le conoces pero siempre la has visto en entornos más distendidos e informales, es la oportunidad perfecta para cambiar la visión que se haya podido formar y orientar su interés profesional en ti.

Conocer y potenciar los contactos de nuestra red es una buena idea para ampliar la red de búsqueda laboral y acceder a puestos y empresas que sean de nuestro interés. Cuida tus relaciones profesionales y mantén una imagen cuidada en tus perfiles públicos en redes sociales profesionales. De esta forma, cuando estos profesionales te busquen, encontrarán toda la información actualizada.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No