- 7/06/2021

Todos los trabajadores tenemos derecho a la desconexión digital (o lo que es lo mismo: ser capaces de desconectar del trabajo cuando finalizamos la jornada laboral o cogemos unos días de vacaciones). ¿El motivo de este derecho recogido en el Estatuto de los Trabajadores? Poner fin a las prácticas abusivas que muchos empresarios ejercen sobre sus empleados (llamadas a horas intempestivas, no respetar el tiempo de descanso de los trabajadores, ejercer un control horario aún habiendo terminado la jornada laboral...) Ejercer nuestro derecho a la desconexión digital parece algo sencillo al trabajar presencialmente -desfichamos, nos marchamos de la oficina y empezamos a disfrutar nuestro tiempo libre- pero ¿qué ocurre cuando trabajamos desde casa? ¿Cómo podemos realizar un descanso digital cuando nuestro trabajo es online? A continuación te proponemos algunos consejos.




¿Cómo ejercer nuestro derecho a la desconexión digital en el teletrabajo?

A priori, la respuesta parece sencilla –apagar el ordenador y el teléfono móvil de empresa cuando finalizamos la jornada laboral– pero ambos sabemos que la solución es mucho más compleja que apretar el botón de OFF.

Por desgracia, la culpabilidad, la sensación de no estar haciendo lo suficiente y las cargas excesivas de trabajo son solo algunos de los factores que nos impiden desconectar DE VERDAD de nuestro trabajo, hacer horas de más y, en definitiva, tener la «necesidad» de consultar a todas horas nuestra bandeja de entrada de Gmail o el hilo empresarial de Slack.

Para que eso no suceda -o, al menos, para que poco a poco consigamos controlar ese impulso- te proponemos los siguientes consejos:

Desactiva las notificaciones

Aunque «salgas» de Gmail, Skype o Slack al finalizar tu jornada laboral, si cada dos por tres recibes la notificación de que te ha llegado un correo o un mensaje al canal de Slack difícilmente podrás desconectar y hacer como si la notificación no existiese.

Así pues, te recomendamos que destonectes las notificaciones o incluso que borres la aplicación de tu móvil si no es demasiado engorro para ti. Al día siguiente o a la vuelta de tus vacaciones lo dejarás todo como estaba y listo.

Programa una respuesta automatizada para tu correo de empresa

Si tu sentido responsabilidad es altísimo o tus clientes suelen mandar mensajes y peticiones a todas horas, es normal que te dé apuro leer un correo y dejar la contestación para mañana. Sin embargo, eso es exactamente lo que debes hacer: la desconexión digital empieza por contestar estas peticiones en horario laboral, y no durante tu tiempo de descanso. Así pues, no dudes en configurar una respuesta automática en tu Gmail. ¿Cómo? Muy sencillo:

  • Abre Gmail en el ordenador.
  • Haz clic en Configuración y posteriormente en Ver todos los ajustes.
  • Busca el apartado Respuesta automática y selecciona la opción Respuesta automática activada.
  • Acto seguido especifica el periodo de tiempo, escribe el asunto y el mensaje (por ejemplo, un «Estoy de vacaciones del 15 al 23 de agosto. En cuanto regrese responderé a su mensaje«.
  • Haz clic en Guardar cambios, situado al final de la página.

Procura cumplir los objetivos del día antes de marcharte… pero sé realista

Cuando finiquitamos una tarea y la tachamos de nuestra lista de «pendientes» sentimos una satisfacción y una tranquilidad difíciles de explicar (especialmente cuando la tarea es complicada y ha requerido mucho esfuerzo por nuestra parte). Así pues, lo mejor que podemos hacer para desconectar después del trabajo es establecer una serie de objetivos a corto plazo que sean realistas y cumplirlos antes de marcharnos. Es posible que siempre haya trabajo, pero dejar algunas tareas finiquitadas te ayudará a desconectar.

Sal al exterior, rodéate de tus seres queridos o disfruta de tiempo de calidad contigo mismo

El teletrabajo tiene múltiples beneficios, pero una de sus grandes desventajas es que si no cambias de ambiente al finalizar la jornada laboral es posible que tu casa «se te haga bola». Así pues, siempre que sea posible, sal de tu casa para hacer ejercicio, quedar con tus seres queridos, ir al cine o simplemente dar una vuelta. ¡Cambia de aires! Gracias a esta táctica no solo cuidarás tu salud mental al trabajar desde casa; también evitarás la tentación de conectarte a las plataformas de tu trabajo una vez finalizada la jornada laboral.

BONUS TRACK: Procura no enviar correos a tus compañeros de trabajo fuera de su horario laboral

Para que el derecho a la desconexión digital sea una realidad al trabajar de manera online, es importante que tú también respetes la desconexión digital de tus compañeros. ¿De qué sirve que puedas hacer un break digital si del mismo modo impides (consciente o inconscientemente) que tus compañeros de trabajo lo hagan?

Por eso mismo, si sabes que tu compañero/a está de vacaciones o ha finalizado su jornada laboral, espera a mañana para decirle lo que necesitas o programa el correo que quieras enviarle para el día de su vuelta.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No