- 31/08/2021

Sentirse mal cuando te despiden es algo muy común, y por lo que se suele pasar, no es una situación agradable pero puede suceder y es complicado de afrontar a nivel emocional. Un despido tiene un impacto negativo en la persona, en su autoestima y en su ámbito profesional. La vida laboral no lo es todo, no obstante, no podemos negar que se trata de una parte importante de la vida. Sentirse realizado, satisfecho, útil y 100% profesional puede hacer que una persona se sienta cómoda y feliz. Por ello, sobreponerse a un despedido y superar esta situación puede suponer todo un reto, aunque no es imposible, te adelantamos que tendrás que poner de tu parte.

Cómo asumir un despido en el trabajo

goodluz || Shutterstock

Consejos para afrontar un despido laboral

Cuando crees que todo va bien tu jefe te llama a su despacho y con una carta de despido decide poner fin a vuestra relación laboral, por un motivo u otro, la realidad es que es un parón en tu carrera profesional que no es bien recibido.

Debido a que esta situación es difícil de gestionar, te ofrecemos una serie de consejos para sobreponerte a un despido y empezar a pasar página en este bache laboral, presta especial atención:

  • El primer consejo para afrontar un despido en el trabajo es que sepas que no es el fin, es un punto y seguido para poder seguir creciendo profesionalmente en otra empresa. Asume que ha sido un paso más en tu trayectoria profesional, una forma de completar esta sección de tu Currículum Vitae y que aún queda mucho camino por recorrer.


  • Seguramente sentirás una serie de emociones y pensamientos negativos acerca de la situación. Piensa que si ya no tiene remedio es mejor dejar de preocuparte por ello, o por lo menos con el tiempo permite que estos pensamientos desaparezcan.
  • Por otro lado, es esencial que tengas en cuenta que los despidos forman parte de decisiones empresariales y no es un asunto personal. Básicamente prescindir de ti en la plantilla no anula tu capacidad para trabajar o implica que no aportes nada, es una decisión económica, nada más.
  • El tiempo es un factor importante, no es necesario decidir qué vas a hacer al día siguiente, reflexiona, piensa en lo que te gustaría enfocarte a nivel laboral y cuál será tu siguiente paso. En principio la indemnización y el finiquito pueden darte cierta tranquilidad.
  • Reemplaza tus sentimientos menos positivos por la ilusión de encontrar un trabajo más adecuado a tus habilidades y competencias, mantén una búsqueda activa de empleo apuntándote a las ofertas de empleo que más encaja tu perfil profesional.
  • A la hora de asumir un despido es clave que analices tu trayectoria y pienses en cómo quieres que sea tu siguiente trabajo, teniendo claro lo que quieres y lo que no. Por ejemplo: puedes apostar por una empresa en la que el teletrabajo y el horario sean determinantes para poder organizarte y conciliar a la perfección tu vida personal y laboral.
  • Quizás no te sientas cómodo del todo con tu profesión y es el momento de cambiar de profesión para avanzar en tu carrera. La realidad es que un despido puede ser la oportunidad perfecta para reenfocar tu carrera, plantearte lo que realmente quieres e ir a por ello. Comienza por actualizar tu currículum si estás buscando un cambio de carrera profesional o del sector.
  • En caso de que tengas algún curso visto, quizás es el momento de ampliar tu formación mientras te presentas a diferentes procesos de selección. Esta es una forma de especializarte e incrementar así el interés de los reclutadores por tu perfil.
  • Actualiza tu CV, no debes añadir que te han despedido en el currículum. Sin embargo, si surge el tema en la entrevista debes saber responder a esta pregunta sin dejar en mal lugar a tus compañeros o jefes y responder siempre de forma profesional.
  • Un despido implica salir de forma forzada de tu zona de confort, pero adivina qué, estar fuera de ella te ayuda a crecer tanto profesional como personalmente. Así que afronta el despido como un reto, busca una salida laboral mejor o dale un giro a tu vida laboral.
  • Mientras buscas otra oportunidad laboral o incluso decides emprender por tu cuenta, realiza un uso razonable de tu tiempo, implanta una rutina, haz deporte y crea una serie de hábitos saludables para sentirte bien en esta época.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No