17 de Agosto de 2017

Uno de los “problemas” más frecuentes de los estudiantes es equivocarse al elegir la carrera universitaria. Esto ha favorecido la idea de que el título como tal no ofrezca ninguna garantía sobre el candidato, por lo que estudiar una carrera simplemente por estudiar “algo”, no tiene ningún sentido. Dicho esto, ¿cómo elegir la carrera adecuada para estudiar? ¿Cuáles son los mejores consejos para elegir bien la carrera? No dudes en seguir leyendo.

Consejos para elegir bien la carrera universitaria

Nejron Photo || Shutterstock

¿Cómo no escoger la carrera equivocada?

Además, equivocarse al elegir la carrera profesional es especialmente sencillo si el estudiante ingresa en una titulación superior sin haber experimentado un periodo previo de trabajo o experiencia en el sector en el que desea formarse.

Los estudios académicos que tienen lugar durante el bachillerato no deberían ser el aliciente para matricularse en una carrera universitaria. Sin embargo, sucede que la mayoría de estudiantes ante la duda, se matriculan en aquellas carreras afines a las asignaturas en las que mejores calificaciones tenían, o simplemente su tutor le recomendaba hacer. Esto es un craso error y de hecho una de las principales causas de equivoco al escoger la titulación universitaria, ya que formarse en un colegio y adquirir habilidades y destrezas profesionales no tiene nada que ver.

Syda Productions || Shutterstock

A continuación, compartimos contigo algunos consejos que debes tener en cuenta para escoger la carrera que de verdad te guste.

1. Analiza tu vocación

Haz un resumen de aquellas actividades que más te guste realizar y que podrían tener una finalidad laboral punto en puesto de iniciar el proceso de análisis desde la titulación hasta el trabajo, hazlo al revés. Comienza reflexionando sobre las profesiones que más interés te causan, ya no tanto por las profesiones mejor pagadas. No pongas ningún tipo de limitación a este proceso imaginativo punto simplemente, sé tú mismo.

Las carreras con más proyección

Stokkete || Shutterstock

2. Estudia tus posibilidades

Una vez tengas definidas cuáles son las profesiones que te gustaría desempeñar ha llegado el momento de cribar las carreras universitarias necesarias para ejercerlas.

En este punto es importante analizar si tienes algún tipo de dificultad a la hora de estudiar que suponga una barrera para titulaciones de largo recorrido, o si por el contrario prefieres optar por largos años de especialización punto asimismo si tu problema radica en el potencial económico, plantea de la posibilidad de compaginar estudios y trabajo o infórmate acerca de las becas disponibles.

Tyler Olson || Shutterstock

3. Acude a un centro de estudios

Si tienes dudas entre los distintos planes de formación de las universidades, te recomendamos acudir al centro de estudios para que te informen pormenorizadamente de los horarios de las asignaturas, el sistema académico con el que cuentan, las horas de prácticas en empresas necesarias, las empresas adheridas a sus convenios, etc.

Monkey Business Images || Shutterstock

4. Lleva precaución con las modas

Si no sabes qué estudiar ni cuáles son las carreras con más salidas, te recomendamos que no enfoques tu trayectoria laboral a una profesión, simplemente porque está de moda. Así, en puesto de estudiar la carrera universitaria que resulta de su vocación escogen un título por su popularidad en un contexto social. Esta decisión tiene un impacto muy importante, y es que el alumno no se decida por un título que de verdad le guste, y lo que es peor, que dentro de unos años la oferta laboral sea prácticamente inexistente.

Requisitos para trabajar en el extranjero durante el verano

GaudiLab || Shutterstock

5. Tómate el tiempo que necesites

Las prisas son malas consejeras y en los últimos años, la imposición de estudiar se ha extendido a todos los ámbitos hasta el punto de obligar a los jóvenes a acceder a un título universitario, aunque ni siquiera tengan claro al sector al que quieran dirigirse.

Tómate el tiempo que necesites para reflexionar, y ante la duda, apuesta por una salida profesional que te brinde experiencia y te permita conocer en mayor medida el sector al que te quieres dirigir.