- 26/10/2018

Todos somos ya conscientes de la rápida irrupción de las redes sociales en nuestra vida y de la enorme influencia que están ejerciendo en todos los ámbitos. Todo ello se une al hecho de que se comparten con muchísimas personas nuestros datos personales, nuestras fotos y vídeos, nuestros pensamientos y, en definitiva, nuestra intimidad. De esta forma, el concepto de privacidad está cambiando, y también la forma en que se interactúa con los demás. Esto es aplicable también al mundo laboral, y en concreto a la búsqueda de trabajo y al uso de nuestro currículum, ámbito en el que las redes sociales juegan un papel fundamental, pues son decisivas a la hora de conseguir o no un trabajo. Así pues, ¿qué deberías borrar de tus redes sociales antes de enviar el CV? La respuesta, a continuación.

¿Qué debes eliminar de tus redes sociales si buscas trabajo?

¿Sabías que los nethunters pueden encontrarte en las redes sociales? Por esta razón, y porque los departamentos de recursos humanos estudian la presencia de sus candidatos en las redes sociales, es por lo que has de ser muy cuidadoso con su uso y eliminar de ellas, en la medida de lo posible, todo aquello que pueda perjudicarte en el mundo laboral. Te damos algunos consejos sobre aquellas cosas que deberías borrar, o modificar, de tus redes sociales.

1. Cualquier falta o error ortográfico

Quizás lo más importante (aunque no lo parezca) es lo que se refiere a la ortografía. Muchos de nosotros escribimos a veces muy deprisa y sin revisar lo escrito. Probablemente, hayamos cometido alguna falta de ortografía y no nos demos cuenta de ello. Si, además, optas a un trabajo en el que hay que escribir, ten mucho cuidado con esto: después de escribir y antes de dar a 'enviar', repásalo, o incluso pásale por un corrector ortográfico.

2. Fotos inadecuadas

Si en tu perfil tienes una foto inadecuada, el daño a tu marca personal será muy grande, pues da lugar a la primera impresión que se va a llevar el seleccionador, y esta es difícil de modificar. Cámbiala y pon una más profesional. Y, por supuesto, utiliza siempre una foto en tu perfil, no dejes el hueco vacío.

Ink Drop || Shutterstock

3. Comentarios polémicos




Nuestros comentarios pueden resultar políticamente incorrectos u ofensivos para algunas personas, incluidos los seleccionadores de personal. Por eso, temas relacionados con la política, la religión o el sexo es preferible evitarlos. Y, antes de dar tu opinión en las redes sobre ciertos temas, piénsalo muy bien, o mejor guárdatela y resérvala para la cafetería con los amigos.

4. Información antigua o sin importancia

Los apartados de información personal deberás adaptarlos para recoger en ellos tus últimos trabajos o tus estudios, y borra aquellos datos que sean demasiado personales y no interesen al reclutador. Y no decimos esto porque sea bueno ocultar esta información al departamento de gestión del talento humano, porque ellos ya dispondrán de estos datos a través de tu currículum, sino por seguridad.

Apps para entrenar el cerebro

Josep Suria || Shutterstock

5. Opiniones negativas sobre otros trabajos o compañeros

Otra cuestión que hay que evitar a toda costa es hablar mal del trabajo, los compañeros o los jefes. Puede costarte el puesto de trabajo.

Incluso si no tienes trabajo, pero hablaste mal de los anteriores, puede verlo el reclutador actual y perderás la oportunidad. Te aconsejamos lo mismo, guárdate las quejas para el fin de semana con los amigos en el bar.

6. Peticiones insistentes de trabajo

Otro detalle importante es tener mucho cuidado con no parecer desesperado por encontrar trabajo, de forma que te dé igual uno u otro, porque el seleccionador puede pensar que no tienes objetivos claros profesionalmente hablando. Acota tú búsqueda a los empleos que domines por tu formación o experiencia.

Por último, algunas redes sociales disponen de la posibilidad de utilizar una herramienta de privacidad con la que configurar quién puede ver y quién no tus publicaciones, además de poder restringir cuanto quieras el acceso a tu información más sensible.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No