12 de abril de 2018

¿Eres consciente de la información que deberías quitar ahora mismo de tu currículum? ¿Tienes en cuenta la importancia del lenguaje en el CV? Muchas veces cometemos errores a la hora de redactar el currículum que pueden pasarnos factura y descartarnos automáticamente de un proceso de selección, para el que un principio podríamos ser los candidatos ideales. Si utilizamos el sentido común y la lógica nos daremos cuenta de que existen ciertos elementos que lejos de resultar atractivos para la persona que vaya a leer el documento, son aburridos y carentes de relevancia. ¿Quieres conocerlos?

Técnicas SEO para posicionar el CV

LOFTFLOW || Shutterstock

¿Qué información debo quitar de mi currículum?

Saber utilizar un formato adecuado para el currículum es tan importante como elegir bien los apartados que se van a incluir o la información que se quiere añadir. Popularmente se ha dicho que menos es más, y en el currículum ocurre algo similar. Por eso, rellenar por rellenar no tiene sentido si la información que se añade no aporta ningún extra de valor al CV.

Si bien es verdad, que hace años primaban los currículums compuestos por varios folios, llenos de detalles y de información sobre el candidato, en los últimos años en los que el minimalismo se ha convertido en el eje principal del sector empresarial, la capacidad de resumen del profesional es un detalle importante que se valora mucho por las empresas.

Analicemos cuáles son los detalles que deberías eliminar cuanto antes de tu currículum, si quieres que tu candidatura sea tenida en cuenta tal y como se merece.

Vida laboral y Curriculum Vitae

Jacob Lund || Shutterstock

1. Las calificaciones

Muchos profesionales creen que deben incluir las calificaciones obtenidas durante la carrera en el documento del currículum. Esto es un error muy importante que además revela una falta de madurez profesional. A no ser que estés redactando un Curriculum Vitae sin experiencia, que tus rendimientos académicos sean muy elevados o que el puesto para el que te postules requiera realmente de una cualificación especial, intenta omitir esta información a no ser que el reclutador te lo solicite.

2. Resumen personal

Evita incluir un resumen personal en el que te describas con cualidades y atributos más emocionales que profesionales. Ten en cuenta que el profesional de recursos humanos será el encargado de que en caso de que realmente tu perfil resulte interesante, podrá decidir si realizarte una entrevista o no.

3. Datos identificativos

Nunca incluyas datos identificativos como el número de la seguridad social o similares en tu currículum vitae. Este tipo de información no es práctica ni útil para el reclutador y tan solo demuestra tu falta de experiencia a la hora de preparar documentos de resumen laboral.

Envío del Curriculum Vitae

ImYanis || Shutterstock

4. Mezcla de tipografías

No hay nada peor en un CV que un documento lleno de tipografías y formatos incoherentes, que resten elegancia y profesionalidad. A la hora de preparar tu currículum en un word apuesta por una tipografía estándar tipo Cambria o Helvética, para que al exportarse en pdf pueda tener total legibilidad y resulte fácil de interpretar.

5. Grandes párrafos de texto

Los esquemas y el currículum con infografía son la opción preferida por los reclutadores para poder distinguir de un solo vistazo la información más importante del currículum, en especial cuando para un mismo proceso de selección se valoran cientos de CV.

6. Cuidado con la fotografía

Si no tienes ninguna fotografía formal con fondo blanco que pueda utilizarse para incluir en el CV, es mejor que dejes el documento sin imagen, antes que añadir una que no resulte profesional, que carezca de resolución o que tenga un fondo lleno de elementos y colores.