- 23/04/2020

Los expatriados y desplazados son aquellas personas que pertenecen a una empresa situada en un país y que se deben trasladar a otro ya sea por necesidades de la compañía o por iniciativa propia del trabajador. Estos profesionales que trabajan en el extranjero siguen perteneciendo a la misma empresa, pero sus cotizaciones y condiciones laborales pueden variar. Las personas desplazadas son aquellas que pasan fuera un periodo inferior a un año mientras que los expatriados pueden pasar un periodo de tiempo más largo que puede llegar a ser indefinido.

¿Qué pasa con las cotizaciones y condiciones laborales si sales del país?

Según la normativa, las personas que cumplen alguna de estas condiciones deben seguir cotizando en España durante el primer año. En el caso de que vayan a estar durante un periodo superior habrá que tener en cuenta los acuerdos que existen entre los países. Ya que, en muchos casos, existirá obligación de cotizar en el país en el que se reside, aunque se podrá continuar cotizando en el país de origen durante un tiempo limitado.

cotizaciones condiciones expatriados y desplazados

PhuShutter || Shutterstock




Las cotizaciones son obligatorias para todos los trabajadores y, según la ley, por norma general un empleado solo debería cotizar en el marco de la legislación vigente en su lugar de trabajo. Por tanto, si un trabajador se desplaza durante un tiempo superior a un año o tiene previsto establecer su residencia de trabajo en un país diferente al de origen durante un periodo extenso, deberá estar al día de sus obligaciones legales en dicho país y presentar los documentos necesarios para someterse a la Seguridad Social aplicable en el lugar donde trabaje.

Cada empresa debe ofrecer a sus trabajadores toda la información relativa a las condiciones laborales que existirán en el país de destino. El empleado debe estar informado y aceptar todas estas condiciones antes de firmar el contrato y trasladarse. Aunque las empresas cuentan con libertad para acordar estas cuestiones, existe una legislación al respecto que se debe respetar y que estipula condiciones como el salario mínimo y la jornada laboral. Hay que tener en cuenta que, si la persona se debe trasladar a un país no perteneciente al Espacio Económico Europeo, adquirirá los derechos que existan en el país de destino.

¿Qué cuestiones debes tener en cuenta antes de ser desplazado?

Si por motivos laborales tu situación va a pasar a ser de expatriado o desplazado, existen algunas cuestiones relevantes que debes tener en cuenta para evitar problemas. En primer lugar, asegúrate que en el contrato de trabajo que te ofrece tu empresa están contemplados todos los supuestos relativos a tu horario laboral, funciones y salario que vas a percibir. Infórmate sobre tus obligaciones legales una vez que llegues al país de destino ¿debes realizar trámites administrativos o los va a realizar la empresa por ti? Tienes que tener claras cuáles son tus obligaciones en materia de cotizaciones y contar con los teléfonos o direcciones de los organismos competentes por si tienes que realizar alguna consulta.

No olvides consultar con tu compañía todas las dudas que tengas cómo ¿qué pasaría si te despiden estando fuera?, ¿Qué tipo de coberturas de desempleo tienes? Otro punto importante son las condiciones de retorno. Si has pactado con tu empresa volver tras un periodo determinado, comprueba que todas esas obligaciones quedan recogidas por escrito.

Desplazarte por motivos de trabajo puede ser una gran oportunidad no solo a nivel laboral, también te ayudará a crecer a nivel personal. Conocerás personas de otras culturas, podrás mejorar tus conocimientos de otros idiomas y vivirás una experiencia que te ayudará a crecer. La prevención y la planificación de todas las tareas y obligaciones que deberás llevar a cabo te ayudará a controlar todo y evitar que surjan imprevistos en tu puesto de destino.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No