- 20/02/2019

Últimamente se habla mucho sobre propuesta de derogación de la Reforma Laboral de 2012. Un texto que supuso una profundización en determinados aspectos que ya se contemplaban en reformas anteriores. En este artículo vamos a explicarte cuáles son esos aspectos que resultan más lesivos y los motivos por los que se quiere llevar a cabo su derogación.

Freedomz || Shutterstock

Aspectos relevantes de la Reforma Laboral de 2012

La reforma laboral de 2012 abarató los costes de despidos con nuevas normas que implicaban beneficios para las empresas que querían despedir a sus trabajadores. Este tipo de despido fue denominado despido “low cost” y fue muy criticado. Frente a este abaratamiento de los costes y procedimientos, surgía un impedimento para los trabajadores a la hora presentar litigios por despido ilegal, limitando sus opciones para presentar demandas.

Las reformas laborales están orientadas a promover empleo y, para ello, es necesario que beneficien a ambas partes. Reducir los costes de despidos era una medida demandada por las empresas ya que, en determinadas ocasiones, llevarlo a cabo les suponía un gran perjuicio económico. Los trabajadores por su parte siempre pueden recurrir si consideran que su despido ha sido improcedente.

baranq || Shutterstock




Otro de los aspectos relevantes que recoge esta reforma es la flexibilidad otorgada a las empresas para organizar el trabajo. Lo que se critica de este punto es que las empresas tenían la posibilidad de cambiar jornadas, funciones de los empleados e incluso rebajar salarios. Dicha flexibilidad iba orientada a mejorar la organización dentro de las empresas y permitir que se pudieran estructurar en base a sus necesidades reales. Como siempre en estos casos, entra en juego el buen hacer y la profesionalidad de cada empresario para utilizar este punto de una forma adecuada y orientada a aumentar la productividad, pero respetando los derechos de sus trabajadores.

Otro de los aspectos controvertidos del documento, fue que permitía el encadenamiento de contratos de formación y aprendizaje durante un tiempo superior. Fue muy criticado al considerar que influye negativamente en los empleados de distintos sectores como la hostelería que ya se enfrentaban a la precariedad en sus contratos y condiciones. Esta medida se llevó a cabo con el fin de conseguir que se crearan nuevos contratos que implicaban menos costes para la empresa y, de este modo, promover la inserción laboral de los jóvenes.

El paro baja a mínimos en julio de 2019.

Monkey Business Images || Shutterstock

¿Qué aspectos de la Reforma Laboral quiere derogar el gobierno de Sánchez?

Entre los apartados motivos de polémica están los que hemos visto anteriormente. Mientras que la propuesta de cambios incluye mejoras destinadas a salvaguardar los derechos de los trabajadores y garantizar un despido justo.

Otro de los puntos clave de esta reforma que está sujeto a modificación son los referentes a los mecanismos de negociación colectiva. En 2012 se decidió a través de esta reforma, que el convenio de la empresa pasaba a prevalecer sobre cualquier otro convenio, incluido el del sector. Lo que perjudicaba las opciones de los trabajadores para unirse y defender sus intereses colectivos.

La subida del SMI es otro de los aspectos recogidos en esta actualización de la reforma, ya que los datos destacan que entre 2017 y 2018 los trabajadores perdieron un 1,8% de salario real.

El principal punto en contra de esta reforma defiende que sus aspectos lesivos han facilitado una eliminación masiva de distintos derechos laborales. Siempre existirán posturas encontradas al respecto, pero lo que está claro es que los aspectos legales de un documento de este tipo deben evitar que todas las decisiones se puedan tomar de manera unilateral y permitir una regulación más igualitaria. Trabajadores y empresas, deberían poder ver reflejados sus derechos y obligaciones de una forma equitativa para contribuir a mejorar la situación del mercado laboral.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No