- 15/01/2021

Aterrizamos en 2021 con un panorama laboral todavía dudoso: el coronavirus sigue causando estragos, muchos trabajadores continúan en ERTE y el proceso de búsqueda de empleo sigue mutando hasta límites insospechados. Procesos de selección en remoto, entrevistas de trabajo con mascarilla o por videollamada, incorporación a empresas que están teletrabajando, etc. Es por esto que, aunque las normas más básicas para escribir un CV continúan vigentes (concisión, brevedad, adecuación del currículum a cada puesto de trabajo, etc.) sí hay una serie de cambios surgidos al calor de este contexto que debes incorporar a tu currículum. Así pues, ¿Cuáles son las reglas para hacer un currículum en 2021? Te las explicamos a continuación.

Focaliza tu búsqueda de empleo y adapta tu CV a cada oferta de trabajo

Con esto no nos referimos a que adaptes tu currículum a cada sector laboral -eso lo damos por hecho- sino a que si respondes a tres anuncios de empleo distintos, adaptes tu currículum a cada una de estas ofertas (suponiendo, claro está, que cumplas los requisitos de las tres vacantes de empleo).

Para empezar, el título de tu currículum debe coincidir con el nombre del puesto de trabajo ofertado. Por ejemplo, si respondes a una oferta de Copywriter y eres un Content Manager que ha trabajado como redactor publicitario, puedes modificar el título de tu currículum para que sea completamente fidedigno al puesto de trabajo ofertado. Pero cuidado: esto no significa que debas mentir respecto a tu especialidad. No es lo mismo ser Content Manager (un profesional que redacta pero también decide qué formatos se van a trabajar y cuándo se van a difundir) que redactor (un profesional que escribe lo que le pide el Content Manager).

Lo mismo ocurre con las habilidades y competencias solicitadas en cada una de estas ofertas. Supongamos que en una oferta necesitan a alguien con habilidades en Excel, redes sociales y un nivel C1 de inglés. ¿Cumples estos requisitos? Estupendo; plásmalos en tu currículum. ¿Que en la siguiente oferta a la que te postulas necesitan a alguien proactivo, con capacidad para trabajar bajo presión y grandes habilidades comunicativas? Modifica el CV de la primera oferta e incluye las habilidades solicitadas en el segundo anuncio de empleo.

Aunque creas que casi todo el mundo tiene conocimientos de redes sociales, por ejemplo, no obvies este detalle en tu currículum. Si tienes suerte, en la entrevista de trabajo te preguntarán directamente por esta cuestión y tú podrás responder que tienes experiencia en redes. ¿Pero qué ocurre si el reclutador descarta automáticamente tu candidatura porque no figura "Conocimientos en Redes Sociales"? Que será una pena porque te habrás desaprovechado una buena oportunidad.

Enlaza tus redes sociales en el CV (no sin antes cuidar tu presencia online)




¿Sabías que cada vez es más frecuente que los reclutadores consulten las redes sociales antes de contratarte? Por ello, si utilizas tu Instagram como portafolio, LinkedIn como currículum o un Blog para escribir sobre tu sector laboral es conveniente que los enlaces directamente en tu currículum. Eso sí: asegúrate de que dar una buena imagen en cada una de tus redes y, por si acaso, privatizar los perfiles sociales que uses para tu ámbito personal.

Haz un CV enfocado a resultados

Si a lo largo de tu trayectoria profesional has conseguido un logro que merece la pena ser mencionado (aumentar la rentabilidad de la empresa, potenciar las ventas de un producto, posicionar una web en los primeros resultados de Google...) priorízalo en tu currículum. Con el paso de los años las empresas priorizan lo que puedes aportar como profesional con datos objetivos más allá del interminable listado de tareas que has desempeñado.

Haz hincapié en tu adaptación al cambio

La adaptación al cambio es una de las habilidades personales más valoradas durante la crisis del coronavirus. ¿Lógico, verdad? Desde hace casi un año vivimos en una gran incertidumbre laboral, personal y sanitaria, por lo que ser capaz de adaptarse y aportar soluciones en un entorno cambiante donde nada está asegurado se convierte en todo un plus para los reclutadores. No dudes en incluir esta Soft Skill en el apartado de habilidades de tu currículum.

No presentes tu trayectoria profesional con el nombre de la empresa, sino con el puesto de trabajo que desempeñaste

Hasta ahora era bastante común que cada experiencia profesional estuviera encabezada con el nombre de la empresa y, justo abajo, se indicase el puesto de trabajo desempeñado. Repito: hasta ahora.

Ahora es mucho más importante que priorices el puesto de trabajo que has ocupado antes que el nombre de la empresa para la que has trabajado. Es decir, en lugar de poner "Hermanos González Bufete de Abogados" añadirás como título "Abogado laboralista en Hermanos González Bufete de Abogados".

ADIÓS a los hobbies y aficiones; HOLA a lo que sabes hacer

Aunque muchas personas defienden la inclusión de los hobbies y las aficiones en el currículum, desde Modelo Currículum pensamos que es mucho más útil aprovechar el espacio tan limitado del CV para indicar tu dominio de idiomas, programas informáticos o habilidades concretas antes que poner que te gusta leer, hacer deporte o ir al cine.

Dado que es muy complicado encontrar un hobbie que sorprenda a los reclutadores, es mejor que aproveches para dar otros datos que pueden ser de interés. Independientemente de que tengas experiencia previa o no, seguro que hay una competencia, una lengua o un programa informático que dominas de alguna manera.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No