- 7/07/2016

Todos hemos oído hablar de las Soft Skills o habilidades blandas, esas habilidades típicas de los currículums de alto impacto, de aquellos currículum que no se olvidan. Hay que tener en cuenta, que cuando buscamos un empleo en la empresa que deseamos, nos encontramos inmersos en un proceso comercial, en el sentido de competencia por un recurso, que en este caso es el trabajo que deseamos. Por lo tanto, ¿qué Soft Skills necesitas para una carrera exitosa? ¿Qué son las Soft Skills en el lugar de trabajo? Todas las respuestas, a continuación.

Las soft skills más valoradas

Rawpixel.com || Shutterstock

La importancia de las Soft Skills en el lugar de trabajo

Son muchos los candidatos que se presentan a las ofertas de empleo actuales, hasta el punto de encontrar una auténtica saturación en muchos de los sectores laborales. ¿Qué solución le queda al profesional? ¿No diferenciarse del resto de candidatos y perder oportunidades de empleo?

Por supuesto que no. Las Soft Skills son aquellas habilidades que te definirán como profesional, y supondrán la ventaja competitiva más importante de tu contratación. Si estás decidido a demostrar tus cualidades más interesantes para la empresa, sigue leyendo.

g-stockstudio || Shutterstock

Cuáles son las Soft Skills más valoradas

Las habilidades blandas o Soft Skills son ideales para mejorar tu posibilidad de diferenciación frente a los demás. ¿Pero todas son igual de útiles? En efecto, no. Aunque todas ellas deben trabajarse y cultivarse como una parte de la inteligencia emocional, existen 5 Soft Skills típicas de los profesionales exitosos y los perfiles profesionales competitivos. Vamos a analizarlas:


ImageFlow || Shutterstock

  • Capacidad de sociabilizar: Esta es una de las habilidades más importantes para gran parte de los recursos humanos. Hace tiempo se potencia la imagen del profesional absorto en su trabajo, tímido y con escaso don de gentes. Se presumía que un perfil de este tipo era mejor trabajador. Pero los sucesivos estudios psicológicos y sociológicos han demostrado todo lo contrario, convirtiendo la personalidad sociable en una de las más deseadas.
  • La asertividad: La sociedad antigua valoraba a los trabajadores incapaces de realizar una queja o expresar su disconformidad. Se entendía que una persona que siempre guarda para sí sus sentimientos era mejor empleado. Sin embargo, la asertividad es la pieza clave en aprender a gestionar las relaciones con los demás. Aprender a poner límites es crucial para el trabajo en equipo.

  • Autoconfianza: La seguridad en uno mismo es una faceta muy importante para todos los tipos de trabajadores, tanto para mantener una relación sana con los demás como para desarrollarse profesionalmente. Conocerse a uno mismo es esencial para entender cuáles son tus limitaciones personales y tus cualidades.
  • Estabilidad emocional: Una persona estable estará más capacitada para desarrollar un puesto de trabajo de liderazgo, sin dejarse llevar por las opiniones y sensaciones de los demás. Además, en situaciones de estrés o problemas en la empresa será capaz de establecer decisiones rápidas y acertadas.
  • Capacidad de superación: Cuando un profesional inicia un puesto de trabajo siempre se encuentra motivado y lleno de energía. ¿Pero qué sucede cuando pasan los días y la monotonía laboral empieza a hacer su efecto? En estos casos, la capacidad de superación es el motor que mueve el mundo y permite crecer dentro de la empresa, a pesar de la competitividad y exigencias del sector.

Como ves, estás 5 cualidades blandas o Soft Skills son las principales entre los grandes ejecutivos y profesionales de éxito. Es evidente que una trayectoria laboral exitosa no se consigue en un solo día, sino que es fruto de la inteligencia emocional y la capacidad personal de cada uno.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No