- 18/11/2019

El 19 de noviembre se celebra el Día Internacional de las Mujeres Emprendedoras en más de 144 países. El objetivo de esta fecha, promovida por las Naciones Unidas desde el año 2014, es hacer hincapié en la necesidad de visibilizar a las mujeres emprendedoras en todas las partes del mundo. ¿Pero qué reivindica este día exactamente? ¿En qué punto se encuentra el emprendimiento femenino en España? Lo analizamos a continuación.

baranq || Shutterstock

¿Qué reivindica el Día Internacional de la Mujer Emprendedora?

En un contexto laboral donde todavía existe una desigualdad salarial entre hombres y mujeres -en concreto una diferencia de salario del 23% en España, según la gerente de la Asociación Valenciana de Empresarias y Profesionales (evap)- resulta imprescindible sensibilizar a la sociedad sobre los obstáculos empresariales y financieros a los que todavía se tienen que enfrentar las mujeres que quieren emprender.

La desigualdad de género es un problema sistémico que afecta a las mujeres, las familias y las organizaciones. Desde el famoso "techo de cristal" a tener que lidiar con estereotipos y prejuicios sobre su capacidad para liderar o la dificultad para formar parte de los círculos no formales donde se construyen las verdaderas relaciones de influencia.

(Silvia Adriasola, experta en empoderamiento y liderazgo femenino, en esta entrevista de Modelo Currículum).

Beneficios del pluriempleo

sirtravelalot || Shutterstock

Las cifras del emprendimiento desde una perspectiva de género

Con el objetivo de proporcionar datos fidedignos sobre el papel del emprendimiento femenino en la actualidad hemos acudido a los últimos estudios realizados por GEM España (Global Entrepreneurship Monitor) sobre la Tasa de Actividad Emprendedora (TAE). Esta red mundial sobre emprendimiento analiza el comportamiento de los emprendedores desde múltiples perspectivas; entre ellas, la del género.

Así pues, basándonos en el último informe de Global Entrepreneurship Monitor para el periodo 2018-2019, esta es la percepción que tienen los emprendedores encuestados sobre sus valores y actitudes para emprender:

  • El 39,2% de las mujeres emprendedoras piensa que existen oportunidades para emprender en los próximos meses (frente al 45,8% de los hombres).
  • El 82,3% de las mujeres emprendedoras opina que posee los conocimientos y habilidades necesarios para emprender (frente al 85% de los hombres).
  • El 34,2% de las mujeres emprendedoras percibe que el miedo al fracaso podría ser un obstáculo a la hora de emprender (frente al 31,5% de los hombres).




GEM España pone estas cifras sobre la mesa y extrae una importante conclusión:

"Los hombres obtienen porcentajes superiores en aquellos indicadores que favorecen emprender y un valor más bajo en el indicador de miedo al fracaso (...) Dado que su influencia en la decisión de emprender es relevante, si se desea reducir la brecha de género en materia emprendedora hace falta reflexionar sobre la manera de reducir también la diferencia en estos indicadores perceptuales"

¿De qué puedo trabajar en España?

Rawpixel.com || Shutterstock

Disminuye la brecha entre hombres y mujeres a la hora de emprender

Y lo hace por sexto año consecutivo, según GEM España.

Aunque todavía encontramos diferencias porcentuales entre el emprendimiento femenino y masculino, lo cierto es que la Tasa de Actividad Emprendedora ha vuelto a aumentar en el caso de las mujeres (de 5,6% a 6%).

 

Fuente: GEM España

España es el país europeo con mayor tasa de emprendimiento femenino

A día de hoy 9 mujeres por cada 10 hombres emprenden su propio negocio; unos datos muy positivos si los comparamos con la media europea (donde únicamente emprenden 6 mujeres por cada 10 hombres emprendedores).

Teniendo en cuenta que España ocupa el puesto número 16 en cuanto a Tasa de Actividad Emprendedora por encima de países como Alemania, Japón o Reino Unido, se prevé que esta tendencia vaya en aumento.

Traducción del Curriculum Vitae

Monkey Business Images || Shutterstock

Las mujeres son las que más emprenden a nivel social

Al menos así lo atestigua Alicia Rubio, investigadora de la Universidad de Murcia. Las mujeres adultas y con una formación académica superior tienden a emprender a nivel social con empresas sin ánimo de lucro (muy similares a las ONGs) o con empresas que combinan la razón de ser social con las ganancias y los beneficios económicos.

Estas mujeres ponen en marcha empresas que tratan de resolver problemáticas sociales que no suelen ser atendidas por las instituciones públicas; ya sea porque no hay infraestructuras, porque las comunicaciones son deficientes o porque existe una necesidad formativa. Dichas problemáticas suelen estar relacionadas con el cuidado a los más desfavorecidos.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No