- 2/08/2018

Según un estudio compartido por el prestigioso medio ingés BBC, más de la mitad de los británicos creen que les espían en el trabajo. Aunque ya hace años que las empresas se afanan en conocer todos los detalles para medir la productividad del trabajo, las nuevas tecnologías irrumpen en las empresas tanto para facilitar como para entorpecer la rutina. Ya se suceden los casos de empresas que espían a los empleados de las formas más innovadoras.

Es ilegal controlar la vida privada de los trabajadores

Africa Studio || Shutterstock

Aunque la legalidad no es demasiado clara con respecto a hasta qué punto pueden espiarte en el trabajo, ya se han publicado varias sentencias al respecto que pueden sentar precedente.

El Estatuto de los Trabajadores (ET) estipula que el empresario podrá utilizar los medios que prefiera para verificar que los trabajadores cumplen con sus obligaciones, siempre y cuando esto no atente contra su dignidad ni se utilice para discriminar a empleados con capacidades limitadas.

Pueden controlar a los empleados con cámaras de videovigilancia

Las cámaras de videovigilancia son probablemente el método más utilizado para controlar lo que hacen los empleados en el puesto de trabajo. Varias sentencias han aprobado su uso en las empresas, con algunas reservas.

  • La empresa tendrá que comunicar claramente a los empleados la instalación de cámaras. Los trabajadores tienen derecho a saber dónde, cuándo y con qué fines están siendo grabados.


  • Colocar un cartel de "zona videovigilada" no se consideran suficientemente informativo. Aún así, la Ley de Protección de Datos obliga a colocar carteles homologados sobre las entradas de la empresa, y en el interior de la misma si la zona está vigilada.
  • Las cámaras nunca podrán estar colocadas en zonas donde atenten contra la intimidad de las personas, como baños o vestuarios. Tampoco podrán ubicarse en zonas de ocio y descanso, como comedores.

Cabe resaltar que no es necesario el consentimiento de los trabajadores para instalar y utilizar cámaras de videovigilancia. Algunas sentencias avalan incluso que sólo es necesario informar al Comité de Empresa, y será responsabilidad de éste último comunicar los detalles a los empleados.

La Ley de Protección de Datos permite las cámaras en el trabajo.

Vasin Lee || Shutterstock

Pueden ver lo que haces en el ordenador

Si el equipo que utilizas es propiedad de la empresa, tus jefes podrán acceder a tu historial de búsquedas y revisar tus actividades en Internet durante la jornada laboral. De la misma manera, podrán leer los emails que recibas a tu cuenta de correo del trabajo.

La situación se complica cuando se trata de controlar tus dispositivos tecnológicos propios. En este caso, asegúrate de que has sido informado correctamente sobre los métodos de vigilancia rutinaria y de que has dado tu consentimiento. No está permitido a las empresas recabar información sobre tu vida privada o datos no relacionados con tu rendimiento laboral.

Tecnología espía en el puesto de trabajo

Probablemente el caso más alocado de empresas que controlan a sus trabajadores con tecnología espía es la de la compañía Three Square Market, que implantó chips en las manos de más de 70 trabajadores. El chip estaba diseñado como identificación de los empleados, y les posibilitaba abrir puertas o iniciar sesión en sus equipos rápidamente. Está previsto que próximamente también rastreen su localización GPS.

Una empresa más conocida que también ha sido criticada por su control excesivo de la rutina de los empleados es Amazon. Quienes trabajaban en la empresa debían llevar una pulsera que rastreaba sus movimientos, y llegaba incluso a penalizar ir al baño, calificándolo como "periodo de inactividad".

  • https://www.bbc.com/mundo/vert-cap-49067172
  • https://www.prevent.es/servicios-de-seguridad/camaras-de-seguridad/empresas/es-legal-instalar-camaras-de-seguridad-en-un-centro-de-trabajo
  • https://ayudaleyprotecciondatos.es/2016/04/11/permitido-grabar-trabajadores/
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No