4 de enero de 2018

Las habilidades duras son habilidades necesarias para el entorno profesional y específicas, que se pueden definir y medir. Se contrastan con las habilidades blandas, que resultan menos tangibles y más difíciles de cuantificar, definidas en el marco del entorno social como llevarse bien con los demás, escuchar o participar en una charla. Las habilidades duras son aquellas que diferencian a un candidato del resto, en base a sus capacidades formativas y al conocimiento adquirido con el paso de los años. Dentro de este grupo se engloba todo lo relativo a cursos y habilidades técnicas que son propias de un puesto de trabajo concreto. Los mejores ejemplos de habilidades duras de un profesional, a continuación.

Ejemplos de Hard Skills

ASDF_MEDIA || Shutterstock

¿Cuáles son los ejemplos de competencias duras de un profesional?

Por ello, uno de los consejos más importantes antes de comenzar a escribir el currículum y establecer qué habilidades duras necesita el profesional que va a postularse a la candidatura, es el hecho de poder adaptar y resumir nuestras cualidades a las necesidades de la empresa.

Por eso, incluir montones de habilidades duras sin ningún sentido no es lo más adecuado para captar la atención del reclutador, ya que en todo caso podríamos demostrar que nuestro currículum está inflado o es engañoso.

Aprender a identificar cuál es la diferencia entre las habilidades blandas y duras es clave para hacer un currículum profesional memorable y atractivo para los profesionales de recursos humanos. Es mejor dedicar unos minutos a la reflexión acerca del resumen de vida personal, antes que empezar a escribir sin sentido ni lógica, una sarta de habilidades que muchas veces ni siquiera tenemos.

Las habilidades duras solo se adquieren con el conocimiento y la experiencia especifica, y por eso son imprescindibles a la hora de descalificar a muchos candidatos del proceso de selección. De hecho, muchos equipos de reclutadores ya cuentan con programas informáticos especiales que les permiten hacer una criba rápida de cuáles son las capacidades que buscan en los candidatos.

¿Cuánto dura la jornada laboral?

bluedog studio || Shutterstock

Las mejores hard skills de un profesional

No existe una única habilidad dura (también conocida como hard skill) que defina a un buen profesional. Al final, en función del puesto de trabajo al que se dirige un candidato, se valorará uno u otro conocimiento.

En este artículo te mostramos cuáles son las habilidades duras o hard skills que necesitas para demostrar tu experiencia y conocimiento en tu resumen de vida.

  • Conocimiento de informática u ofimática
  • Manejo de software de base de datos
  • Uso de programas para hacer presentaciones gráficas
  • Título o formación específica para un puesto de trabajo concreto
  • Técnicas de expresión verbal y dictado
  • Manejo de contabilidad
  • Conocimientos en transcripción y taquigrafía
  • Técnicas de Copywriting y redacción persuasiva
  • Conocimiento en lenguajes de programación
  • Experiencia en manejo de software para gestión de proyectos y equipos
  • Conocimientos sobre la Ley y el sector legal
  • Gestión y experiencia en Intranet
  • Manejo de herramientas digitales para análisis y community management
  • Técnicas de diseño gráfico profesional y uso de software como Photoshop o Illustrator
  • Uso de software para posicionamiento web como Google Analytics
  • Dominio de idiomas extranjeros al servicio de la empresa

sirtravelalot || Shutterstock

Como puedes comprobar, hay tantas hard skills como profesionales en el mercado laboral, por lo que intentar resumir un abanico tan amplio como éste en un único listado, se convierte en tarea imposible.

Hoy día, las profesiones vinculadas al sector online se encuentran en auge y se han convertido en una alternativa al gran desempleo que podemos encontrar en la actualidad, en sectores tradicionales o que con el paso de los años han quedado olvidados.

Así, las habilidades duras asociadas a la gestión de redes sociales, preparación de newsletter, uso de wordpress, etc. son muy valoradas por los recursos humanos de las empresas al convertirse en una propuesta de valor para el equipo.