- 20/11/2019

Si echamos la vista atrás al mercado laboral de hace 20 años y ahora nos damos cuenta que la forma de trabajar ha cambiado. Antes, era impensable que un trabajador pudiera cobrar estando en su casa haciendo las tareas que habitualmente se hacen en una oficina. Ahora, esto es algo normal. Y en la contratación futura también hay aspectos que conviene tener en cuenta para adelantarte y conseguir ser el candidato perfecto para esa oferta laboral a la que te presentas. Pero, para conseguirlo, necesitas conocer cuáles son esos cambios que generan el futuro de la contratación y cómo repercutirá a la hora de buscar trabajo como candidato.

Alexander Supertramp || Shutterstock

¿Cuáles son las tendencias del futuro de la contratación?

Si quieres prepararte para el futuro y destacar tu candidatura, entonces estas claves te ayudarán a conseguirlo. Porque ahora nunca se termina de avanzar.

1. Nuevas formas de trabajo

Conforme avanzan las nuevas tecnologías, se descubren nuevos inventos, y la sociedad evoluciona, también el trabajo lo hace. Y eso implica que, en el futuro, haya nuevas formas de trabajo que ahora son impensables. El trabajo del futuro influye en la contratación ya que habrá personal que se especializará en esas nuevas carreras de cara al mercado laboral.

Junto a los nuevos trabajos, también habrá que adaptarse a cambios que ya empezamos a notar, como la flexibilidad laboral, el trabajo en remoto (o trabajar desde casa), contratos temporales en lugar de indefinidos (e incluso los cambios habituales en los trabajos a lo largo de la vida laboral de un trabajador).

¿Qué buscarán las empresas del futuro?

Kir Smyslov || Shutterstock

2. Cada vez más presencia (e importancia) las habilidades sociales

También conocidas como soft skills, se refiere a las aptitudes de las personas. No se buscará tanto la experiencia como sí la forma en que ese trabajador puede enriquecer a la empresa, bien con su talento, sus habilidades personales, etc.

Por ejemplo, hablamos de la inteligencia emocional, la flexibilidad, la capacidad de adaptación, resolución de conflictos, empatía, etc. Son valores que hoy todavía no se tienen muy en cuenta pero, en un futuro, serán muy valorados en las entrevistas de personal.

Las contrataciones van a basarse en las personas y en sus talentos, no tanto en la formación que tienen, sino en lo que son capaces de hacer, en sus habilidades. Esto ayudará a crear un mercado laboral mucho más flexible que busca el talento.

Herramientas de gamificación en Recursos Humanos

adriaticfoto || Shutterstock




3. Gamificación en Recursos Humanos

La gamificación, también conocida como ludificación, es una técnica cada vez más utilizada en las empresas.

Se trata de usar juegos o dinámicas para encontrar talento en los candidatos, pero también para motivar y despejar a los trabajadores. Un ejemplo puede ser la forma de inscripción que utilizó Domino’s Pizza para que los candidatos pudieran introducir su candidatura, a través de Internet. Para ello, crearon una aplicación donde le daban a los candidatos varios ingredientes y les pedían que elaboraran su propia pizza para poder acceder a dejar su currículo.

Con la gamificación no solo se valoran los conocimientos, sino también se pone a la persona en situaciones por las que puede pasar en el puesto de trabajo y se valora la forma en que solucionarían el problema o cómo afrontarían el problema.

Gutesa || Shutterstock

4. Nuevas entrevistas de trabajo

Las entrevistas de trabajo se suelen basar, por regla general, mediante una prueba de tipo test y/o una entrevista personal. Pero en el futuro las entrevistas de trabajo están cambiando. Los entrevistadores necesitan saber si esa persona tiene talento y es algo que sirva a la empresa.

Lo que hace que las entrevistas cambien, no sean tan lineales, ni tampoco se basen en una puntuación, sino más bien en demostrar que ese candidato es capaz de hacer frente a los retos que el puesto de trabajo tiene.

Rawpixel.com || Shutterstock

5. Employer branding

Uno de los mejores logros de un director de Recursos Humanos es que los trabajadores se sientan bien en su puesto de trabajo y en la empresa. Sobre todo si son empleados valiosos. Y eso se consigue fidelizando al trabajador. Pero también convirtiéndolo en reclutador de otras personas con talento. Son los trabajadores los que pueden explicar la esencia de la empresa, cómo funciona y lo que les motiva en ese trabajo. Y eso llama la atención a otros empleados que querrían entrar a trabajar.

6. La tecnología cambia las entrevistas

Antes, para llevar a cabo una entrevista, tenías que personarte en el lugar de trabajo. Allí, esperabas que te atendiera el entrevistador y después pasaba un tiempo para saber si eras elegido. Pero con las nuevas tecnologías, el futuro de la contratación se abre mucho más.

Ahora, las entrevistas pueden ser a través de Internet, con programas como Skype o incluso TeamViewer, a través de chats, llamadas, videollamadas, etc., que permiten que los entrevistadores valoren los conocimientos y habilidades de la persona.

Esto hace que todo sea más rápido, e incluso no haga falta desplazarse hasta la empresa para luchar por el puesto de trabajo (o incluso trabajar en remoto).

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No