24 de diciembre de 2018

Con la llegada e implantación en las empresas de las nuevas tecnologías y todos los avances relacionados, se suele hablar con mucha frecuencia sobre las nuevas profesiones; es decir, aquellas que han surgido a raíz precisamente de estas nuevas tendencias tecnológicas y que, hasta ahora, eran totalmente desconocidas e inexistentes. Pero, ¿qué hay de las profesiones de toda la vida, las que existen desde hace años? ¿Seguirán manteniéndose como hasta ahora o se reducirán en detrimento de las nuevas? ¿Cuáles son aquellos empleos que seguirán triunfando a lo largo de los años, por muchos avances que nos siga trayendo la tecnología?

Jacob Lund || Shutterstock

¿Cuáles serán los trabajos más demandados?

Algunas de esas profesiones que no parece que nos vayan a dejar a largo plazo son las siguientes:

1. Los informáticos e ingenieros

Precisamente por este avance tecnológico del que hablamos, y que parece que va a continuar imparable, el trabajo de informáticos e ingenieros va a ser cada vez más necesario. La única forma de garantizar que el mismo avance que hemos experimentado hasta ahora se siga dando y desarrollando con garantías es continuar contando con el trabajo y la labor que tanto informáticos como ingenieros de cualquier rama desempeñan.

2. Los médicos

Sin ninguna duda, las personas siempre necesitaremos que alguien vigile, monitorice y mejore nuestra salud, cuando empeore de una forma o de otra. Por supuesto, esto aplica para las cuestiones más básicas, y también para aquellas más complicadas, como puede ser una urgencia por accidente de tráfico. Nunca una máquina o software podrá sustituir por completo la acción humana en este sentido, aunque el desarrollo de apps y herramientas de todo tipo relacionadas con la salud también genera muchos empleos.

Por supuesto, cuando hablamos de salud, también nos estamos refiriendo a la salud mental. Más si cabe en este caso, la acción de profesionales expertos que nos ayuden a solucionar problemas psicológicos es irremplazable.

Cómo detectar las necesidades del mercado de trabajo

Dean Drobot || Shutterstock

3. Los profesores

Es posible que se desarrollen nuevas formas de adquirir conocimientos, que cambien los modos de impartir las clases y que cada vez irrumpan más en las aulas las nuevas tecnologías. Pero siempre hará falta que existan profesores que nos sepan transmitir todos los conocimientos, resuelvan nuestras dudas, nos examinen y continúen velando por el continuo aprendizaje de la sociedad.

De hecho, incluso cuando hablamos de formación o educación online, en estos casos continúa siendo necesario el trabajo de los docentes, para evaluar el trabajo a distancia de los alumnos y diseñar y actualizar los diferentes planes de aprendizaje.

4. Los artistas

¿Imaginas un mundo sin creaciones, sin obras, sin arte? Es imposible, y aunque los métodos, los materiales o los soportes cambien y evolucionen, siempre existirán personas con un don que sean capaces de crear arte a partir de algo que los demás solo consideran normal y habitual. Y, si no acabas de creértelo, trata de encontrar una explicación a cómo los artistas han logrado sobrevivir, transformarse y evolucionar desde el renacimiento hasta la actualidad, lo que llamamos la era digital.

5. Los comerciales y expertos en ventas

Por último, no cabe duda tampoco de que las empresas, sean del tipo que sean en el futuro, siempre van a necesitar hacer esfuerzos comerciales para sobrevivir y ver incrementar sus ventas año a año. Para ello, pueden valerse de la fuerza comercial, esos profesionales que se esfuerzan por tratar de convencer al cliente tipo de que su producto es el adecuado para él.

En paralelo, los expertos en ventas de otras ramas, como puede ser la del marketing y la publicidad, deberán seguir existiendo en la medida en que continúan habiendo soportes en los que las empresas pueden anunciar sus productos y servicios.