- 24/04/2020

El sistema para empleados del hogar es aquel que recoge la relación laboral especial que existe en el servicio del hogar familiar. Se trata de una circunstancia que conciertan un empleador, en este caso el titular del servicio y un empleado que presta servicios remunerados en este ámbito. Al tratarse de una circunstancia especial de trabajo, cuenta con su propia normativa y limitaciones legales. 

Dentro de estos servicios se recogen todas aquellas tareas domésticas y de cuidado del hogar que deben llevar a cabo las personas encargadas. También se incluyen las atenciones y cuidados a miembros de la familia y todos aquellos trabajos complementarios que se deban llevar a cabo en este ámbito como puede ser cuidar de menores, realizar labores de jardinería o conducir vehículos para realizar distintas gestiones y trasladar a las personas que componen el núcleo familiar.  

en que consiste sistema especial empleados hogar

Voyagerix || Shutterstock

¿Cómo funcionan las cotizaciones de este sistema especial? 

Este sistema está integrado dentro del Régimen General de la Seguridad Social por lo que, normalmente, serán los empleadores los encargados de incluir en él a sus empleados y hacerse cargo del pago de las cotizaciones que correspondan.  


La legislación contempla otra opción que considera que todos los trabajadores incluidos en el Sistema Especial para Empleados del Hogar que presten sus servicios durante menos de 60 horas mensuales por empleador deberán encargarse directamente de llevar a cabo todos los trámites relacionados con el Régimen General de la Seguridad Social. Estos trámites consisten en altas en la Seguridad Social, bajas y variaciones de datos. Esto debe haber sido previamente acordado con sus empleadores que, en cualquier caso, deben firmar las solicitudes, aunque no acudan personalmente a presentarlas.  

En estos casos es importante que la relación laboral se formalice por escrito para que todo quede recogido y evitar problemas. En el único caso que no es necesario realizar este tipo de contratos de trabajo es cuando los servicios que se van a prestar no van a durar más de cuatro semanas seguidas. La temporalidad de esta situación implica que no sea necesario realizar un acuerdo por escrito.  

¿Qué tramites hay que realizar en estos casos? 

Lo primero que hay que hacer es presentar el contrato de trabajo en una oficina de la Tesorería General de la Seguridad Social. Este debe ir acompañado por los datos personales de empleador y empleado y definir claramente el número de horas semanales de trabajo que se llevarán a cabo y la remuneración estipulada que la persona responsable de realizarlas recibirá por ellas.

En cuanto al pago de las cotizaciones, hay que definir si será el empleador el titular y se encargará personalmente de ingresar las cuotas o el empleado llevará a cabo esta tarea (en el supuesto de que trabaje menos de 60 horas, como hemos explicado anteriormente). Sea quien sea el responsable, debe definir un número de cuenta en el que se cargarán las cotizacionesEl personal de la Seguridad Social competente en este ámbito, se encargará de realizar el cálculo de dichas cotizaciones y se asignará la cuenta de cotización.  

Es importante tener este punto en cuenta y comprobar que existe dinero en esa cuenta para que se pueda realizar el pago sin problemas y estar al día de las obligaciones con la Seguridad Social.  Este sistema especial permite que los empleados del hogar cuenten con sus propios protocolos y legislación para asegurar que el empleador cumple con sus obligaciones. Las directivas en este ámbito han ido cambiando y evolucionando en los últimos años para integrar este sistema de trabajo en el Régimen general de la Seguridad Social y conseguir que estos servicios estén controlados y funcionen de manera legal y segura.  

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No