- 19/01/2017

Acaban de invitarte a un evento de Networking por primera vez y es posible no sepas muy bien qué hacer, cómo comportarte o qué llevar contigo. ¡Que no cunda el pánico! Es cierto que las reuniones y encuentros de Networking suponen una oportunidad ideal para ampliar tu red de contactos en tu sector profesional, pero conviene prepararlos con antelación si no quieres echar a perder la ocasión de darte a conocer. ¿Quieres saberlo todo sobre el Networking? Entonces no dudes en seguir leyendo.

Los errores más comunes del Networking

Si es la primera vez que vas a acudir este tipo de encuentros profesionales, es importante que conozcas algunos de los errores de novatos al hacer Networking más frecuentes. Así, aprenderás a no cometerlos y sabrás si estás haciendo netwoking correctamente. Además, podrás exprimir al máximo tu tiempo en estas reuniones con otros profesionales y causarás una muy buena impresión en tus primeros días como 'networker':

1. No tener tarjetas de presentación

Es uno de los trucos para aprovechar al máximo un evento de Networking. Aunque no lo creas, muchos principiantes olvidan por completo acudir a las reuniones con tarjetas de presentación. Lo ideal es que las lleves siempre contigo y que no te olvides de darlas a todo aquel profesional con el que desees mantener el contacto después del encuentro. En las tarjetas de presentación debe constar tu nombre y tus apellidos, tu cargo actual (ya estés trabajando o estudiando una carrera), tu teléfono de contacto y tu dirección de correo electrónico. Si los tuvieras, también puedes indicar la URL de tu blog personal, de tu página web profesional o de tu portfolio online.

El networking en la búsqueda de empleo

Rawpixel.com || Shutterstock

2. Olvidar el contacto cara a cara

Con la irrupción de las nuevas tecnologías, muchos principiantes del Networking olvidan por completo acordar encuentros con profesionales de su sector cara a cara. Hoy por hoy, resulta cómodo hacer una llamada o enviar un mensaje al móvil, pero en este tipo de reuniones, el contacto cara a cara es mucho más efectivo. Aunque las redes sociales profesionales son un plus para hacer Networking, nuestro consejo es que no dejes de lado las interacciones tradicionales como acudir a eventos o quedar a tomar un café para conocer a otros profesionales de manera presencial.

3. Adoptar una actitud pasiva




Una de las habilidades que debes potenciar para hacer Networking es vencer a tu timidez y empezar a soltarte desde el primer día. Si es la primera vez que practicas Networking, es posible que caigas en el error de quedarte callado y no interactuar con el resto de participantes. No te quedes en blanco, la meta es iniciar la conversación. Para ello, prepara algunas preguntas que te interesaría formular a otros profesionales de tu mismo sector o practica un discurso de presentación frente al espejo antes del gran día.

Cómo hacer networking

baranq || Shutterstock

4. No dar las gracias

Después de una conversación o de un intercambio de tarjetas, es fundamental dar las gracias a tu interlocutor o interlocutores. Un apretón de manos y un "Gracias" será más que suficiente para causar buena impresión y dar a entender que eres una persona formal y educada. También puedes optar por enviar un mensaje o una tarjeta de agradecimiento a tus contactos después de la sesión.

5. Esperar algo a cambio siempre

En ocasiones, el networking puede funcionar y otras, no. Aunque te muestres ilusionado por el trabajo que realiza otro profesional y este te prometa hacer colaboraciones en el futuro, es mejor que no esperes nada a cambio. Con el paso del tiempo, es posible que esa persona se acuerde de ti o no, por eso no debes confiarte ni jugártelo todo a una carta.

6. No escuchar

A veces, el exceso de ilusión y motivación de los novatos del Networking hace crecer en ellos un exceso de confianza que puede llevar a no dejar hablar al resto de los participantes. Intenta no eclipsar a tu interlocutor y presta atención a la conversación. No te precipites en explicar tus expectativas profesionales y escucha todo cuanto te pueden aportar los profesionales con los que coincidas.

7. Enfocarse en los perfiles más altos

El director de una empresa importante, el inversionista, el ejecutivo de alto nivel, el emprendedor exitoso,... Está claro que en este tipo de eventos siempre coincidirás con profesionales con los que todo el mundo quiere hablar. Sin embargo, no tienes porqué desanimarte si no consigues hablar con los 'peces gordos'. Seguro que otras personas menos destacadas en el evento tienen conocimientos y experiencias muy interesantes y útiles que contarte. No te cierres en banda y trata de hablar con todo tipo de profesionales.

8. No hacer seguimiento de los contactos

Que el evento de Networking llegue a su fin no significa que tengas que relajarte hasta el siguiente. Piensa: ¿De qué vale asistir a un Networking si luego no haces seguimiento? Pasados unos días, es importante que mantengas el contacto con los profesionales con los que has entablado conversaciones. Llama a los que te interesen y trata de establecer una relación más duradera que un “simple” primer contacto en un evento de Networking.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No