- 26/11/2018

Muchos estudios especializados, y sobre todo la realidad cotidiana, muestran que disponer de una buena red de contactos profesionales o laborales (o que pueden serlo) es quizás la forma más eficaz de encontrar trabajo, sin tener que recurrir por parte de la empresa a costosos procesos de selección y entrevistas innumerables. Nosotros no te vamos a hablar sobre el enchufismo laboral, pero sí de la estrategia más idónea para hacer un buen contacto profesional. ¿Estás preparado/a?

¿Qué es el enchufismo laboral?

Monkey Business Images || Shutterstock

¿Cómo hacer un buen contacto en tu sector profesional?

Por un lado, están esos grupos de profesionales de alto nivel que se apoyan unos a otros por vinculaciones de origen familiar o de grupo social y que disponen además de alto nivel de cualificación. Y por otro, los profesionales que buscan apoyarse mutuamente en sus contactos para acceder a un trabajo.

Por ello, suele decirse que uno vale lo que valgan sus contactos, conocidos y amigos, y lo que estos piensen de nosotros.

Según los datos sobre esta cuestión del Barómetro del CIS, los contactos representan casi la mitad de los métodos para encontrar trabajo en España, ya sea mediante los amigos, familiares o conocidos, la empresa de un familiar o a través del centro en el que estudias.

1. No descartes contactos de otros sectores o profesiones




El reclutamiento colaborativo o los programa de referidos son una forma de selección de personal, en la que los propios empleados son los que recomiendan a profesionales conocidos para cubrir las necesidades de la empresa, considerando que alguien que ya forma parte del equipo, como son los propios trabajadores, conoce mejor que nadie las características del puesto. Y esos trabajadores que son consultados por la empresa pueden estar trabajando en cualquier puesto o departamento, no necesariamente en el que se encuentra la vacante.

Así, los trabajadores se convierten en los indicados para determinar qué personas, de entre sus conocidos, se adaptarán mejor en la organización. Por esta razón, conviene desarrollar una buena red de contactos, no tanto por el concepto tradicional de “enchufe”, si no para acceder a las ofertas de trabajo ocultas que no se publican, y poder así tener la oportunidad de demostrar tus cualidades profesionales.

El networking en la búsqueda de empleo

Rawpixel.com || Shutterstock

2. Cuida tu imagen en cualquier círculo

Aunque el currículum sigue siendo importante para los procesos de selección que incluyan evaluación y entrevista, no debemos olvidar lo importante que puede ser lo que digan de nosotros nuestros contactos.

3. No te centres solo en el entorno digital

Por su parte, la profesionalización de las redes sociales ha provocado un importante cambio en las reglas del mercado laboral. Pero debemos evitar centrarnos solo en el mundo virtual. Tendremos más aceptación en las redes si antes hemos contactado en el mundo real. Las redes sociales son herramientas para un primer contacto o para mantenerse al día, pero las relaciones valiosas se dan frente a frente.

4. Céntrate en el valor, no en la cantidad

Otro consejo es no obsesionarse con tener una cantidad enorme de contactos. Es mejor unos pocos que puedan aportarnos valor de verdad (o nosotros a ellos), que tener una agenda de muchísimos a los que ni siquiera vemos nunca. Una red de contactos se basa en el intercambio y en el apoyo mutuo, por lo que conviene escoger contactos con objetivos comunes.

Es posible establecer una estrategia diferente a los modelos tradicionales de búsqueda de trabajo, teniendo en cuenta que el sistema de búsqueda de empleo más eficaz pasa por la creación de una buena red de contactos y por mantener una conexión real con los posibles empleadores.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No