13 de diciembre de 2018

El concepto de ‘candidato pasivo‘ resulta un tanto ambiguo, pero podemos aproximarnos a él diciendo que es alguien que, no estando en ese momento en búsqueda activa de empleo, estaría dispuesto a aceptar un determinado trabajo o cambiar el que ya tiene si se dan determinadas circunstancias. Suele ser un profesional de talento y por eso las empresas procuran tenerlos en su punto de mira. Este tipo de candidato se encuentra en una situación que le permite evaluar y ser más exigente ante una posible oferta. No basta que el puesto se ajuste a su currículum, tiene que visualizar un extra que le motive. Para ello, es importante seguir algunos consejos para atraer a los candidatos pasivos. Presta especial atención.

nikolaborovic || Shutterstock

¿Cómo puedo atraer a un candidato pasivo?

Aunque no suele ser el tipo de reclutamiento y selección de personal más habitual, sí está ganando fuerza con el paso de los años. El talento humano es el principal activo de los departamentos de Recursos Humanos, que siempre deben idear nuevas formas de atraer y retener a candidatos potenciales.

1. Confía en el poder de las redes sociales

Para empezar, las redes sociales específicas de carácter profesional pueden ser útiles para acercarse a este candidato pasivo, aunque también pueden utilizarse las redes sociales generalistas.

2. El networking, una apuesta segura

Hay que mantenerse muy activo dentro de nuestro sector empresarial, participando en encuentros, congresos, cursos y similares, utilizando todos los actos de networking, que son ambientes propicios para la búsqueda. Los profesionales que acuden a eventos suelen estar abiertos a todo tipo de conversaciones, incluidas las referidas a posibles cambios o mejoras de puesto.

3. Tu discurso debe ser claro y transparente

Cuando deseamos que un candidato pasivo se incorpore a nuestra empresa, hemos de ser muy claros y transparentes al dirigirnos a él y procurar no hacerle la pelota. Hay que hablar con confianza, siendo conscientes de su punto de vista, reconociendo que queremos que sea él el que ocupe el puesto y no cualquiera que tenga su mismo perfil. El candidato pasivo ha de sentirse especialmente deseado por la empresa y sentir que a esta no le basta con cualquier otro.

¿Qué es el enchufismo laboral?

Monkey Business Images || Shutterstock

4. No caigas en la competencia desleal

Tampoco es bueno que, si el candidato pasivo que deseas atraer ya está trabajando en alguna otra empresa, critiques a esta como un modo de convencerle para que cambie. Eso, en realidad, es no jugar limpio. Es mejor resaltar las virtudes de tu empresa y las magníficas perspectivas profesionales que en ella tendría, mostrándole toda la información que solicite, incluso aquella que sea delicada o un poco negativa, para que luego no pueda reprochar lo contrario y decepcionarse nada más llegar.

5. Trata de ganar su confianza poco a poco

Lo normal es que al principio te conteste de forma negativa, pero no hay que desanimarse, mejor intenta ganar su confianza con un contacto más frecuente o prolongado, incluso buscando su amistad si hay empatía entre ambos. Pero, ojo, no le agobies, es lo peor que podría pasar. Dale espacio y también tiempo para la reflexión.

6. Trabaja en tu estrategia de Employer Branding

Por otra parte, si la empresa tiene buena imagen entre los propios empleados, ayudará mucho a que se anime el candidato. Son las conocidas como acciones de Employer Branding. Mediante estas acciones de comunicación, el atractivo de la empresa aumenta ante futuros candidatos. Lo mismo sucede con una política de responsabilidad social corporativa (RSC) bien implementada.

tsyhun || Shutterstock

7. Busca a tu alrededor

Otra opción es buscar entre proveedores, clientes y otros agentes externos, que tienen empleados con los que se tiene contacto habitual y se conoce cómo trabajan, de forma que puedes evaluar su aptitud para el puesto de forma directa al conocerles de tiempo antes.

8. Asegúrate de que todos los departamentos de la empresa apoyen tu plan

Lograr una estrategia efectiva de reclutamiento de candidatos pasivos requiere de un plan conjunto, que implique a los departamentos de recursos humanos y a los de marketing, pero es imprescindible que también los directivos apoyen el plan para que se perciba como muy importante para la empresa.