- 8/06/2021

La ética profesional se trata del conjunto de valores y normas que mejoran el desarrollo de las actividades profesionales. Para ser ético en el trabajo se ha de ser responsable, puesto que cada trabajador/a ha de realizar su trabajo de la manera más justa y profesional. Algunas veces existe discrepancia entre la ética profesional y la ética personal, cuando esto sucede es recomendable tomar medidas para poder mejorar la situación.

La importancia de la ética profesional es tal porque es la que permite arraigar en el profesional una serie de valores y comportamientos que contribuyen a una armonía social y laboral. Es por ello que, como trabajadores, es importante tener como objetivo ser un profesional ético. Pero, ¿cómo? ¡Te lo contamos!




 

¿Qué es la ética profesional?

¿En qué se diferencian la ética profesional, la personal y la empresarial?

Cuando hablamos de ética personal nos referimos a aquellas actitudes, comportamientos y valores que rigen la vida diaria de los individuos, así como sus relaciones personales. Esta está relacionada con la ética profesional puesto que los trabajadores/as pueden aplicar sus valores y principios personales al ejercer su profesión.

Por otro lado, cuando se habla de ética empresarial se hace referencia a las decisiones éticas que las empresas toman en su contexto comercial. En ella se tienen en cuenta el cumplimiento normativo, los trabajadores, proveedores, las relaciones con los clientes…

Como ves, se tratan de tres conceptos diferentes, relacionados entre ellos, y que se aplican a tres niveles distintos: el personal, el profesional y el empresarial. Lo que debes entender es que se tratan de conceptos íntimamente relacionados puesto que la ética personal puede influir en el comportamiento profesional y, a su vez, en los valores de las empresas.

Para que el concepto de ética profesional te quede más claro es tan fácil como fijarse en sectores que cuentan con códigos dentológicos distintos, en función de las necesidades éticas y morales que corresponden a cada actividad profesional. Hablemos de empleos y gremios como los abogados, psicólogos, enfermeros, periodistas…

Consejos para mejorar la ética profesional

Por suerte si tu intención es ser un profesional más ético puedes tener en cuenta una serie de puntos clave que te permitirán mantener el foco en trabajar manteniendo las mejores actitudes y valores:

Respeto profesional

Trata siempre de tratar a tus compañeros/as de profesión de la manera más respetuosa posible. Trabaja para preservar y fomentar un ambiente de armonía y de respeto.

Respeta el secreto profesional

Si tu área de trabajo lo requiere, como es el caso de profesionales de la salud mental y abogados, no reveles las fuentes de cierta información que se te haya revelado.

Fomenta la inclusión

La inclusión laboral vela por adoptar prácticas en el día a día que contribuyen a erradicar cualquier tipo de discriminación. Tenlo muy en cuenta si quieres mejorar tu ética profesional.

Responsabilidad social

La responsabilidad social hace referencia a todas las acciones que puedas llevar a cabo para aportar un granito de arena en la mejora del bienestar o calidad de vida de ciertos colectivos y comunidades. Por ejemplo, existen psicólogos/as que ofrecen tarifas con descuentos a desempleados y/o estudiantes, abogados que trabajan gratis casos de abusos o violencia de género o incluso tatuadores/as que realizan tatuajes de areolas a mujeres que se han tenido que realizar mastectomías.

Derechos individuales en cuanto a la información

Esto es tan sencillo como que no se debe difundir ningún tipo de información que ponga en peligro la integridad de una persona o que atente contra cualquiera de sus derechos, además de los de honor, intimidad e imagen propia.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No