- 1/03/2022

A nivel teórico está muy bien, las idealizaciones son buenas pero si no se pueden llevar a cabo se quedan en teoría. La meritocracia es una de estas suposiciones teóricas que se quedan en lo que son, simple teoría. Pero, ¿sabemos de lo que estamos hablando? ¿Sabes qué es la meritocracia? ¿En qué consiste? ¿Y sabes si realmente funciona en el mercado laboral actual o se puede llevar a cabo? ¿Es una trampa como todos dicen? Te contamos todos sus porqués en este artículo que hemos preparado.




Concepto de meritocracia

¿Qué es la meritocracia?

La meritocracia es una modalidad de gobierno o control de la vida pública e institucional por parte de ciertas personas o grupos sociales cuyo objetivo es, a toda costa, basarse en la cultura del mérito. Esto quiere decir que el modelo de gobierno en el que los representantes del mismo han llegado hasta el poder gracias a sus méritos.

¿Cómo funciona la meritocracia?

En este sentido, todo lo que haga una persona a nivel social, educacional o mediante aptitudes y actitudes competitivas les otorgarán cierto poder en dicha modalidad de gobierno. Debido a esto, el modelo de gobierno planteado propicia la eficiencia poniendo en el poder aquellas personas o grupo de personas más indicadas y preparadas, gracias al mérito conseguido con el esfuerzo.

Para ello, no se tiene en cuenta sus condiciones económicas y sociales, solo si la persona se lo merece o no y si se dan las condiciones adecuadas para ello. Como ya hemos adelantado, el esfuerzo y el talento de la persona propicia que la meritocracia funcione o no.

El sistema meritocrático laboral

Ahora bien, para que en un sistema se pueda decir que es meritocrático hay que tener en cuenta las capacidades que tienen las personas que hay en el sistema. Se debe valorar el contexto social, económico y político que le ha hecho llegar a donde está.

Por tanto, las personas que tienen buenos logros profesionales y personales, aquellas personas que tengan buenos estudios, buenos trabajos y buenas habilidades podrán desarrollar un buen status social y laboral. La jerarquización en los puestos laborales debería ser mediante la meritocracia, ya que son muchas las empresas que apuestan por este tipo de modelo sistemático. No obstante, lanzamos la pregunta: ¿realmente esto funciona y se lleva a cabo así?

Se trata de valorar aquello por lo que somos buenos pero sin dejar de lado el status social que anteriormente hemos ido generando. Cuanto mejor seamos, más nos premiará la sociedad y, por tanto, mejores condiciones laborales tendremos y a mayores puestos podremos optar. Vamos a recapacitarlo en el siguiente apartado.

¿Es la meritocracia una farsa o de verdad existe?

No vamos a entrar en juicios de valor si realmente existe o no la meritocracia, aunque sí vamos a dar datos objetivos acerca de lo que sucede en nuestra sociedad y en los entornos laborales que conocemos.

Existen factores externos que pueden condicionar al individuo a conseguir su reconocimiento

Por un lado, debemos decir que los sistemas totalmente meritocráticos no existen, ya que existen factores que pueden condicionar el funcionamiento de los individuos a conseguir su reconocimiento. Además, debemos reconocer que la burocracia hace que asciendan al poder personas que hacen dudar sobre la estabilidad de la meritocracia.

Existen los impedimentos sociales

Por otro lado, existen los impedimentos sociales que impiden que dichos individuos accedan al poder en una empresa por el simple hecho de su condición. Estamos hablando del acceso al mercado laboral de personas con discapacidad (capacidad limitada), equidad por sexo, discriminación por edad, religión o diversidad sexual, entre otros.

La meritocracia puede existir hasta cierto punto

Esto ha hecho y da a entender que, en cierto modo, la meritocracia puede existir hasta cierto punto. Que una persona pueda conseguir un puesto de trabajo debido a su esfuerzo y méritos se puede conseguir, pero la burocracia y múltiples factores hacen que cada vez sea más complicado. Por ello se dice que el concepto se acerque mucho a la utopía laboral de la que ya muchos hablan.

¿Y tú qué opinas al respecto? Este tema genera mucha controversia y, por lo general, el debate está servido.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No