- 10/01/2017

El establecimiento de las bases de cotización incumben a los profesionales incluidos en el Régimen General, Sistemas Especiales y en los Regímenes Especiales del Sistema de Seguridad Social. Cuando eres un profesional que desempeña una actividad por cuenta ajena, es muy importante conocer tus bases de cotización, de cara a un futuro no muy lejano durante el periodo de jubilación. A continuación te explicamos todo lo que debes saber al respecto.

¿Cómo calcular mi base de cotización?

Jacob Lund || Shutterstock

¿Cómo puedo conocer mis bases de cotización?

Todos aquellos trabajadores incluidos en el Régimen General están obligados a cotizar a la Seguridad Social desde el momento del inicio de la actividad laboral. Mientras la relación entre el trabajador y el empresario continúe, se deberá seguir abonando esta obligación.

La obligación de cotización cesa cuando se termina la remuneración y se presente documento de baja laboral del empleado en los 3 días siguientes.

La forma más rápida de poder conocer tus bases de cotización es a través del portal de la Seguridad Social. Desde su portal web, todos los trabajadores tienen a su disposición la posibilidad de conocer sus bases de cotización para cada una de las empresas de las que han formado parte en su trayectoria de trabajo. Tienes la posibilidad de acceder a la plataforma a través de certificado digital o sin él. En función de la modalidad que escojas tendrás acceso a unas u otras opciones.

De cara al futuro es importante destacar, que todas aquellas cuantías que el trabajador cobre fuera de su base de cotización, no se verán reflejadas en la prestación durante la jubilación. Este es el caso de aquellos profesionales que disponen de un salario mínimo interprofesional inferior, que luego aumenta a través de productividades, incentivos, etcétera. Las pagas extra si están contempladas en el cálculo de la base de cotización.




Recuerda que la cuantía de la base de cotización también va a determinar el importe a pagar a la Seguridad Social del sueldo del trabajador, de ahí que tenga un impacto directo sobre él.

¿Es posible preparar unas oposiciones a los 40?

Monkey Business Images || Shutterstock

¿Cómo calcular mi base de cotización?

Para llevar a cabo el cálculo de la base de cotización es necesario añadir a la retribución mensual que perciba el profesional con carácter general, las pagas extraordinarias proporcionales y las percepciones de vencimiento superior al mensual.

Para cubrir las diferentes contingencias y categorías profesionales se han establecido distintos grupos de cotización y bases máximas y mínimas de cotización con carácter mensual o diario.

Los tipos de cotización están fijados por la ley de Presupuestos Generales del Estado de acuerdo a cada contingencia protegida y el tipo de contrato entre empresa y trabajador. El tipo de cotización consistirá en un porcentaje aplicado a la base de cotización para obtener finalmente la cuota total de la seguridad social.

A excepción de los accidentes de trabajo, enfermedades profesionales y Fondo de Garantía Salarial del que se hace cargo de forma exclusiva la empresa, el tipo de cotización se repartirá entre el profesional contratado y el empleador.

Es importante destacar que será la empresa la responsable de ingresar tanto la cotización propia como la de sus empleados. De este modo, será necesario rebajar del salario de los profesionales la parte correspondiente a las aportaciones de los seguros sociales.

Entender cada uno de los detalles que componen la información oficial sobre el periodo de trabajo, es esencial para tener un conocimiento óptimo y apropiado acerca de los derechos laborales.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No