- 20/11/2017

La relación entre jefe y empleado debería estar marcada por una total sinceridad, aunque esto en ocasiones se hace imposible. Al final, no podemos olvidar que lejos de que en algún momento pueda existir cierta amistad o complicidad entre ambas figuras, el jefe sigue siendo el principal responsable de la empresa, y de su dinero sale el salario del empleado. Por ello, es normal que tal y como ocurre en cualquier relación, puedan existir pequeñas desavenencias o desacuerdos sobre ciertas decisiones, en las que el jefe no sea totalmente sincero y omita información. Así pues... ¿Qué piensa tu jefe/a sobre ti exactamente?

Si quieres conservar tu puesto de trabajo y anticiparte a los problemas que puedan surgir y que debas enfrentar, te recomendamos aprender a "leer entre líneas" y conocer un poco mejor la psicología de tu jefe. Aunque existen muchos tipos de jefes, la anticipación y la empatía son dos de las herramientas clave que no debes olvidar y que te ayudarán a ponerte en el lugar de la otra persona, para comprender mejor sus motivaciones y deseos, y de esta forma entender aquellas emociones que puedan generarse en el entorno de tu jefe en relación a tu trabajo.

Psicología de tu jefe

Monkey Business Images || Shutterstock

¿Qué piensa tu jefe sobre...?

... las horas extra?

Algunos jefes suelen pedir más horas extraordinarias de las que deberías hacer, por eso es tu responsabilidad decidir cuánto tiempo dedicas a la empresa y cuánto a tu familia o tus aficiones. Por desgracia muchos profesionales no son conscientes del problema de adicción al trabajo que sufren día a día, hasta que se convierte en un problema psicológico mayor, pasando a considerarse depresión u otro tipo de afectaciones.

... los hobbies y el trabajo?

Los hobbies son ideales para desconectar del trabajo al llegar a casa y mejorar el rendimiento laboral de los empleados. Sin embargo, algunos jefes todavía guardan una mentalidad demasiado tradicional en este sentido, deseando que sus trabajadores inviertan el máximo tiempo posible en la empresa, en lugar de optar por hobbies o aficiones.

¿Es posible preparar unas oposiciones a los 40?

Monkey Business Images || Shutterstock

... la salud?




Las bajas por enfermedad o las faltas al trabajo por este motivo, suelen resultar bastante controvertidas para ciertos jefes. Aunque no lo digan directamente, muchos empresarios creen que cuando el trabajador solicita un permiso de este tipo está mintiendo y en realidad lo que quiere es disfrutar de una actividad de ocio. En estas situaciones es importante mantener un diálogo fluido que permita manejar la situación desde la confianza.

... la maternidad?

La maternidad, el trabajo y la posible baja maternal sigue siendo un problema para algunos jefes, debido a la discriminación que todavía sufre la mujer en el entorno laboral. Aunque pueda resultar difícil de creer, en muchas empresas intenta omitir este problema para anularlo y pretender que las trabajadoras posterguen al máximo el momento en el que decidan ser madres. Esta situación es completamente inaceptable.

 

Kzenon || Shutterstock

... tu amistad con él/ella?

Muchos trabajadores establecen una relación más afectiva en el entorno de trabajo, hasta el punto de considerar a su jefe como amigo. En ciertos climas de equipo este tipo de relaciones se pueden mantener en el tiempo; sin embargo, aunque otros jefes estén contentos contigo, consideran que ellos se sitúan en un escalón superior y que por tanto, ningún empleado podría ser su amigo.

Si has logrado mantener una relación de amistad con tu superior, enhorabuena porque es algo difícil de conseguir. No obstante, es posible que en algún momento frente a problemas o discusiones, tu interlocutor saque a relucir su faceta de jefe para imponer su opinión.

... las recompensas en el trabajo?

Cuando dedicamos más horas a finalizar un proyecto con retraso o damos lo mejor de nosotros en alguna tarea, esperamos una recompensa por ello, que no siempre llega.

Aunque los buenos jefes siempre apuestan por un modelo de compensación y agradecimiento a los empleados, es posible que en algún momento te sientas desmerecido o ignorado cuando esa recompensa no se llega a producir. Trabaja la asertividad para dialogar tranquilamente con tu interlocutor y exponerle aquellas dudas o problemas que puedan surgir en el trabajo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No