- 26/08/2021

Un despido no suele ser plato de buen gusto para nadie, especialmente cuando estamos a gusto en el puesto de trabajo o no podemos permitirnos quedarnos en el paro. Quizá por este motivo el despido se ha convertido en un tema tabú no solo en las conversaciones familiares, sino también a la hora de buscar un nuevo empleo. Además de las inseguridades propias de quien acaba de ser despedido está la falsa creencia de que el recruiter juzgará negativamente nuestro despido. Si se entera de ello, claro. Así pues, ¿debes incluir en el CV que te han despedido de tu anterior trabajo? La respuesta es: depende.

En un currículum debe figurar el periodo de tiempo que has trabajado para una empresa, pero no los motivos por los que ya no estás ocupando ese puesto de trabajo. Si esta información sale a la luz, lo hará en la entrevista de trabajo.

¿Eliminar del CV el puesto de trabajo del que te despidieron?

Imagina que trabajaste durante un par de meses en una empresa que acabó prescindiendo de tus servicios, sea por el motivo que sea. Si añades esta experiencia en tu CV, es probable que el recruiter muestre curiosidad por un puesto de trabajo no temporal en el que has estado tan poco tiempo.




La pregunta es: ¿Hasta qué punto te compensa incluir estos dos meses de experiencia si no te apetece dar las explicaciones pertinentes? En este caso concreto puedes eliminar los dos meses de experiencia de tu currículum, pero también dejarlos y responder con honestidad si te preguntan por ello. Ambas cosas estarán bien.

Ahora bien: imagina que llevabas años trabajando para una empresa que acabó despidiéndote. ¿Deberías eliminar este puesto de trabajo de tu currículum? Lo cierto es que no te lo recomiendo. Son AÑOS de experiencia laboral que, si los eliminas de tu currículum, dejarán un hueco enorme en tu trayectoria laboral; un hueco que tendrás que justificar sí o sí. Además: ¿A quién le interesa borrar de un plumazo años y años de experiencia? Desde luego, a ti no.

¿Cómo hablo de mi anterior despido en una entrevista de trabajo?

Al final has decidido NO borrar el puesto de trabajo del que te despidieron. Si superas la primera criba curricular, haces la entrevista de trabajo y el reclutador te pregunta por qué dejaste tu anterior empleo, es importante que seas honesto y respondas que no te marchaste voluntariamente, sino que prescindieron de tus servicios. ¿Por qué no debes mentir en este punto? Porque al recruiter le será muy sencillo constatar esta información si ve que algo no encaja.

Si te despidieron porque la empresa cerró, porque se hizo una reestructuración en la plantilla o porque tu puesto de trabajo se eliminó del organigrama, el reclutador no podrá el grito en el cielo porque son cosas que pasan cada día en el mundo empresarial. Ahora bien, si tu despido fue por causas objetivas (una bajada de rendimiento, no ser apto para el puesto, etc.) has de reconocer este motivo sin dar demasiados detalles; los justos para que el reclutador pueda hacerse una idea aproximada del motivo y de cómo este despido te ha ayudado a seguir formándote, a pulir tus habilidades personales y, en definitiva, a mejorar como profesional.

Ante todo, debes hablar sobre el despido de forma positiva y mostrando una actitud resiliente sin hablar mal de tu jefe (por mucho que haya sido un cretino).

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No