5 de septiembre de 2018

La prestación por desempleo es una gran ayuda para desempleados por la que todos los trabajadores por cuenta ajena cotizan en cada nómina que reciben. Gracias a ella, y si han trabajado durante un año o más, podrán recibir una prestación, cuya cuantía variará en función del tiempo que han trabajado y el salario base que hayan percibido. Esta prestación les ayudará durante el periodo que lo necesiten para encontrar un nuevo empleo. ¿Pero sabes que existen ciertos motivos por los que puedes dejar de cobrar la prestación por desempleo? Te los explicamos a continuación.

Además de la prestación por desempleo, o como se conoce coloquialmente, el paro, podemos encontrar otro tipo de ayudas: la ayuda familiar, la ayuda para mayores de 55 años, la ayuda por cotización insuficiente y todas las ayudas extraordinarias (PAE, PREPARA y RAI). Como ves, son muchas las opciones a las que se pueden recurrir si te has quedado sin trabajo y necesitas una ayuda para continuar con tu vida hasta que encuentres un nuevo trabajo.

Antonio Guillem || Shutterstock

¿Por qué causas puedo dejar de cobrar la prestación por desempleo?

Existen una serie de requisitos y obligaciones que todo sujeto susceptible de recibir esta ayuda debe cumplir. Para que tengas en cuenta nuestras recomendaciones para no perder el paro y no te lleves la sorpresa de ser penalizado por inclumplimiento de condiciones, te contamos cuáles son las causas por las que puedes dejar de recibir la prestación.

1. Por agotamiento de la prestación

Esta es la opción más lógica de todas. Una persona puede dejar de cobrar el paro cuando esta prestación finalice, es decir, cuando se agote el periodo establecido para cobrarlo. Aunque, como decíamos, la duración del cobro de la prestación por desempleo depende de varios factores, debes saber que la duración mínima es de cuatro meses y la máxima de dos años.

2. Cometer cuatro infracciones

Entendemos por infracción la falta a una cita en la oficina de empleo, el rechazo de acciones de formación o la no asistencia a entrevistas organizadas por la oficina de empleo. No informar debidamente de cambios en tus datos personales o en tu domicilio también son causa de infracción.

Situaciones irregulares en unas prácticas de empresa

Kaspars Grinvalds || Shutterstock

3. Rechazar tres ofertas de trabajo o tres ofertas de formación o promoción

Se presupone que el SEPE solo te comunicará ofertas de trabajo relacionadas directamente con tu formación. Por ello, rechazar tres o más de estas ofertas constituirá una causa para dejar de recibir la prestación, como también lo será no participar en cursos para desempleados o promoción.

4. Cometer falsificación documental

No son pocas las ocasiones en las que una persona presenta documentación falsa para obtener más prestación o para cobrarla durante más tiempo. Y este es un hecho suficiente como para dejar de cobrar el paro inmediatamente.

5. Olvidarse de sellar el paro

Olvidarse de sellar el paro puede constituir una razón para dejar de cobrarlo, solo si hablamos de las ayudas extraordinarias.

6. No comunicar adecuadamente el comienzo de un nuevo trabajo

Normalmente es la empresa la que debe comunicar a la Seguridad Social la contratación de un trabajador inscrito previamente en el paro, pero puede suceder que este traspaso de información no suceda. En ese caso, es probable que la Seguridad Social sancione de alguna manera al trabajador.

Motivos para cambiar de puesto de trabajo

puhhha || Shutterstock

7. Encontrar trabajo

Es bastante obvio, pero debes saber que encontrar trabajo es causa inmediata para dejar de cobrar el paro.

8. Llegar a la edad de jubilación

Alcanzar la edad de jubilación también conlleva el cese del cobro de la prestación, pues la jubilación representa otro tipo prestación que se puede comenzar a cobrar, si se solicita correctamente.

9. Por traslado viaje al extranjero

Hay un máximo de días permitidos para poder seguir cobrando la prestación por desempleo estando en el extranjero. En cualquier caso, este traslado debe comunicarse al SEPE cuanto antes.

10. Por fallecimiento

Lógicamente, la prestación por desempleo es personal, por lo que no se traslada de padres a hijos.