- 13/08/2017

Cada vez más, los empresarios toman conciencia de lo importante que es la gestión de los recursos humanos, una área recientemente más conocida como la gestión del talento humano. Y es que las personas han dejado de ser meros recursos productivos para convertirse en verdaderos factores del éxito empresarial, por medio de su talento, capacidad, formación, experiencia y actividad. Por eso, porque los tiempos cambian y la gestión del personal debe hacerlo también, existen una serie de tendencias en la gestión del talento humano que no dejarán de cobrar importancia en el futuro.

Tanto si eres un trabajador del área de recursos humanos como si tu caso es el de cualquier otro empleado, conocer estas tendencias te ayudará a estar al día y a que determinados cambios no te pillen por sorpresa.

Técnicas de gestión del talento humano

Rawpixel.com || Shutterstock

Procesos clave de la gestión del talento humano en la actualidad

Muchos de estos procesos son innovadores y nunca antes se habían implementado, y otros son ya viejos conocidos de la gestión de los recursos humanos, pero se han modernizado y adaptado a los nuevos tiempos y a las nuevas necesidades del mercado. Estos son los más importantes:

1. La adaptación al cambio

En los últimos años la tecnología y en general todo el ámbito empresarial ha experimentado un cambio muy profundo. Será fundamental que las empresas sepan adaptarse a estos cambios y gestionarlos de la manera más adecuada para que sus consecuencias no generen efectos negativos en la actividad de la compañía. Además, no hablamos solo de innovaciones tecnológicas, sino de auténticas políticas de gestión del talento humano y de una transformación cultural y de valores que no se puede ignorar.

2. El marketing de reclutamiento

En la actualidad y en el futuro la tendencia es que las empresas traten de 'enamorar' a los candidatos para conseguir captar y retener el talento humano en una empresa. Para ello se servirán, entre otras técnicas, del marketing de reclutamiento, que se basa en las herramientas tecnológicas para realizar análisis predictivos en los diferentes procesos de selección.




baranq || Shutterstock

3. La experiencia del empleado

En la misma línea, retener el talento tendrá la misma importancia que captarlo, por lo que estudiar y abarcar las necesidades e inquietudes de cada empleado será fundamental. Sentir que son escuchados y que sus peticiones se tienen en cuenta será clave para evitar la rotación.

4. La gamificación

Simulaciones, videojuegos, o juegos de rol son solo algunos ejemplos de las técnicas de gamificación que se tendrán en cuenta para diferentes fines, como el desarrollo del talento o de la creatividad, el fomento del liderazgo o la interacción y la comunicación entre compañeros.

5. La integración real del empleado

El proceso de integración de un nuevo empleado antes solía durar aproximadamente un mes, mientras que la tendencia ahora es que se trate de un proceso mucho más largo, que llegará incluso al año. Se le trasladarán conocimientos mucho más profundos y se le hará totalmente partícipe de la cultura y de los valores de la organización.

Ivanko80 || Shutterstock

6. La comunicación total

La comunicación unidireccional es ya cosa del pasado, ahora lo que predomina es la multidireccionalidad. Gracias a ella, los empleados lograrán comprometerse mucho más con la organización y con sus resultados.

7. La cultura del bienestar

Este punto va mucho más allá del ámbito laboral, abarcando aspectos como la alimentación saludable o la realización frecuente de ejercicio diario. Se beneficiará el empleado pero también la empresa, pues indirectamente se reducirá el absentismo.

Hay que tener en cuenta que una empresa que siga y aplique todos los procesos antes mencionados será una empresa ideal. Lo más lógico es que la mayoría logren adaptarse a algunos de estos procesos, y que sea con el paso del tiempo que consigan implantarlos todos.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No