15 de diciembre de 2017

Redactar un Currículum Vitae no es algo que deba hacerse deprisa y corriendo, porque es un elemento especialmente importante. La empresa que recibe tu currículum por primera vez no te conoce ni tiene una imagen profesional de tu trabajo. Lo único que conoce de ti es lo que has escrito en el Currículum Vitae (y cómo lo has escrito). Por este motivo, es importante no descuidar el lenguaje en el currículum. Te explicamos las razones:

Antes de escribir tu currículum, es recomendable que prepares un resumen a modo de esquema, con las palabras claves que quieres potenciar en tu CV y aquellos momentos de tu etapa profesional que deseas destacar.

Hoy en día, tenemos CV en todo tipo de soportes, tanto en papel como en digital, puesto que Internet nos brinda muchas más opciones y la posibilidad de llegar a muchas empresas, sin tener que perder tiempo haciendo visitas innecesarias. Ahora bien, es vital e imprescindible adaptar las funciones del lenguaje de tu currículum al sector de negocio en el que quieres trabajar y al currículum, porque al fin y al cabo es una parte de “tu carta de presentación a la empresa”.

¿Qué es el currículum B?

Sergey Nivens || Shutterstock

La importancia del lenguaje en el CV

No todos los puestos de trabajo van a valorar el lenguaje en el CV por igual, pero si aspiras a trabajos tipo secretario o relacionado con las letras, escoger de forma adecuada el tipo de palabras y el registro lingüístico que utilices es fundamental.

Debes de mostrar al reclutador toda tu experiencia y formación en tan solo unas líneas. Por eso es importante que incluyas una sección a modo de resumen, que recoja tu trayectoria profesional de forma sencilla, para que el profesional de recursos humanos pueda hacer un cribado rápido.

Después seguidamente, puedes incorporar una sección más detallada en la que exponer con todo lujo de detalles, aquellos aspectos profesionales que desees destacar.

¿Qué es un currículum anónimo?

Andrey_Popov || Shutterstock

¿Qué lenguaje utilizar en el CV?

Ante esta pregunta no hay una verdad absoluta, y lo cierto, es que hay profesionales que se contradicen al respecto. Normalmente, depende mucho del tipo de trabajo al que tu currículum vaya enfocado. Las grandes empresas por lo general prefieren toparse con CV redactados de manera más formal y seria, y más refinados.

Pero hay otras empresas relacionadas con el sector de la tecnología, el marketing o el diseño gráfico, que buscan profesionales capaces de mostrar su lado más desenfadado y creativo. En esos casos, sí puede se pueden emplear formas verbales más comunes como la segunda persona del singular, algo del todo inaceptable hace años en un currículum profesional.

Para asegurar que el reclutador entienda toda la información, es importante que utilices frases en tu Curriculum Vitae que sean breves y descriptivas, para evitar incluir expresiones complejas y cometer algunos de los errores más frecuentes.

También puedes ayudarte de los listados o los mapas conceptuales, que te ayudarán a transmitir mejor el mensaje que deseas. Incluir una gama de colores también es útil para destacar ideas clave y hacerlo más sencillo de leer.

¿Qué es lo que debes de hacer en la mayoría de los casos? Ve a lo seguro. Y lo seguro, es apostar por una redacción limpia y seria. El lenguaje de tu Currículum Vitae deberá ser claro, conciso, respetuoso y formal, porque al fin y al cabo te estás dirigiendo a alguien muy importante, tu posible futuro jefe.

¿A qué esperas para poner en marcha todo lo aprendido y deslumbrar con un currículum profesional? Usa el poder de las palabras de forma adecuada, y conquista el puesto de trabajo que tanto deseas.